Forte: "sería una locura formar un partido del campo"

El dirigente ruralista dijo que "lo importante es estar en la vereda de enfrente del kirchnerismo" y que el gobierno "no es anticampo sino antipequeños productores". Evitó ser duro con Marino, su rival por la senaduría.
Ulises "Chito" Forte y Ricardo "Yiyi" Consiglio pusieron primera en la interna del radicalismo. Ayer se mostraron juntos por primera vez desde que el fin de semana trascendiera, a través de este diario, que ambos le darán pelea a los blancos Juan Carlos Marino y Daniel Kroneberger, que buscan ser reelectos, en las candidaturas para senador y diputado nacional por el radicalismo.

Uno y otro son hombres de campo y lo de Forte metió mucho "ruido" por su exposición mediática del último año, ya que fue el ladero de Eduardo Buzzi en la pelea que la Federación Agraria Argentina, junto al resto de las entidades rurales, viene dándole al kirchnerismo.

Los dos estuvieron ayer en LA ARENA para hablar de lo que se viene, durante un alto de la reunión que mantuvieron con otros referentes partidarios (ver aparte). Con su estilo campechano, Forte dijo que su precandidatura fue "una grata sorpresa, un halago, un honor y una responsabilidad. Lo que más me llamó la atención fue que viejos militantes o personas que no tienen relación con el partido me hayan llamado para apoyarme. Lo que buscamos es sumar legisladores para que haya un equilibrio en el Congreso".

- Cuente la 'cocina' de esta historia. ¿Quién, cuándo y cómo le llegó el ofrecimiento?

- El jueves pasado, mientras dormía la siesta, empezó a sonar el teléfono... y no pude dormir la siesta (sonrisas). Me llamaron todos, menos los de la Lista Blanca. Y obviamente que el llamado más importante fue el de Francisco (Torroba, intendente de Santa Rosa).

- Pero un día antes, el miércoles, ¿no imaginaba que lo iban a llamar?

- Ustedes mismos habían venido publicando versiones sobre el ofrecimiento y yo tampoco le escapo a la realidad, más aún después de la exposición pública que tuve, pero la realidad es que ese día llegaron los llamados.

Sin sacarse la boina, y con Consiglio a su lado, Forte habló del gobierno al que hasta ahora ha venido enfrentando desde la F.A.A. "El kirchnerismo no es un gobierno anticampo, sino antipequeños y medianos productores. Es un gobierno para sus amigos y no para miles y miles de chacareros del interior profundo. No busca un federalismo en serio, ni le preocupa la cultura de vida que tienen los pueblos del interior. El kirchnerismo prefiere seguir juntando gente en las grandes ciudades y en el conurbano bonaerense".

- ¿Qué lo diferencia de Marino?

- Lo importante es estar en la vereda de enfrente del kirchnerismo, oponernos al capitalismo de amigos y respetar las instituciones.

- Pero alguna diferencia debe tener.

- El radicalismo pecó de un internismo sin sentido y de ahí pasó directamente a los acuerdos de cúpula sin escuchar a las bases. Si podemos evitar la interna, la evitaremos, y sino no; aunque de una u otra manera el objetivo seguirá siendo frenar a Kirchner. Y yo quiero hacerlo desde donde sea más útil. Como candidato a senador, como dirigente agropecuario y como simple militante.

Consiglio pidió la palabra y dejó de lado la diplomacia. "En los últimos seis años el radicalismo corrió peligro de ser un partido hegemónico, y en los últimos cuatro hubo consenso (en las candidaturas), pero a la fuerza. Esta vez hubo un compromiso del Comité Provincia (que encabeza Marino) de convocar al diálogo para intentar llegar a un consenso, pero nunca se lo convocó".

- Forte, ¿usted es el peor adversario que podía tener Marino?

- Yo soy alguien que está contra el kirchernismo en La Pampa.

Ideología.

Más adelante, el hombre que se asoció a la Federación Agraria y se afilió al radicalismo en 1983, señaló que "la campaña será breve, apenas durará 15 días, y no hay que dar muchas explicaciones porque todos nos conocen. Por ejemplo, Yiyi es un tipo que dejó la función pública y enseguida volvió a laburar porque no puede darse el lujo de tomarse un año sabático. Lo único que pedimos es que la gente vaya a votar porque la revolución de café es muy fácil..."

Entusiasmado, Forte por un momento habló como si ya fuera senador. "Siempre digo que nací y moriré siendo un gringo de campo, un tipo que tiene amor por la tierra. Por eso digo que la educación y la salud deben ser públicas y que tiene que existir igualdad de oportunidades. Lo mismo que la seguridad. No se arregla construyendo muros para separar a los ricos de los pobres, ni tampoco con el método Blumberg de 'palo y a la bolsa'. Se soluciona con la división de poderes, una política preventiva y los chorros en cana".

- Se está hablando de la formación de un bloque agropecuario en el Congreso. Si llega a ser senador, ¿qué hará? ¿cómo compatibilizará su rol de radical con el de dirigente agropecuario?

- Lo jodido (sic) sería que hubiera una incompatibilidad ideológica, o si algún dirigente de la Federación Agraria fuera candidato del PRO. ¿O acaso hay incompatibilidad ideológica entre la Revolución del Parque y el Grito de Alcorta? Puede haber matices, nada más. Sería una locura, una barbaridad, que quiera formarse un partido del campo. Sería una actitud corporativa. Aunque ello no quita que gente que pertenece al sector pueda pelear por ideas y proyectos en las comisiones de Agricultura de Diputados y Senadores.

Comentá la nota