ARI "fortalecerá lazos con Juez y con Negri"

El interventor Maximiliano Ferraro ratificó quiénes son los aliados políticos de Carrió en la provincia de Córdoba.
"El ARI va a seguir fortaleciendo los lazos con el Frente Cívico y con Mario Negri", dijo ayer a LA MAÑANA el interventor partidario, Maximiliano Ferraro.

"Luis Juez y Mario Negri tuvieron conversaciones con Elisa Carrió desde mucho antes que se formalizara el Acuerdo Cívico y Social", recordó Ferraro al ratificar que ambos dirigentes son los mejores aliados de la chaqueña en Córdoba.

Ferraro consideró a Negri como "una figura central de esa provincia", y por ello lo destacó como el interlocutor del radicalismo con Carrió.

El actual presidente del Comité Provincia de la UCR intentó concretar el Pacto de Oliva con Luis Juez, pero el Congreso partidario lo rechazó. Luego, el ARI selló una alianza electoral con el Frente Cívico y el radicalismo llevó candidatos propios. En el acuerdo, los aristas consiguieron colocar a la ex juecista, lilista-neojuecista, Norma Morandini, como segunda candidata a senadora nacional, lo que le permitió a la ex periodista ganar una codiciada banca en la Cámara alta.

El interventor insistió con el vínculo de Negri con Carrió, que a esta altura es un saco de plomo para el entrerriano en su propósito de alcanzar la titularidad del Comité Nacional. Sólo ante la insistencia periodística aclaró que una vez que la UCR cambie de presidente en Córdoba tratará de establecer un "diálogo institucional" con ese partido.

Normalización

En relación con el proceso de normalización del ARI en Córdoba, Ferraro aseguró que, ya superadas las elecciones de legisladores nacionales, "nos vamos a encaminar".

Sostuvo el interventor que el plazo otorgado por la Junta Ejecutiva Nacional del ARI es "noviembre o diciembre de este año". Si eso ocurre, la intervención del partido de Carrió en la provincia habrá cumplido cuatro años y medio, un período incomprensiblemente extenso para la tarea de normalizar una agrupación pequeña. La intervención se produjo en junio de 2005 como consecuencia de que las autoridades vigentes en ese momento, curiosamente opositores a Carrió, habían pedido la disolución del partido en Córdoba.

En ese lapso, ARI logró una banca de diputados nacionales, que ocupa Griselda Baldata, otra en la Legislatura provincial, para Omar Ruiz, y ahora la que tendrá, a partir de diciembre, Morandini en el Senado nacional.

La semana próxima Ferraro comenzará en Córdoba una gira por el interior, según contó, para tomar contacto con los dirigentes de tierra adentro.

El ARI convocó a elecciones internas para diciembre pasado, pero la oposición a la intervención denunció irregularidades con los padrones, lo que provocó la suspensión de los comicios.

Comentá la nota