Los Foros de Seguridad desmienten que el delito haya bajado como anunció la Policía

El titular de la Jefatura Departamental informó que en la ciudad el número de delitos había descendido en un 33%. desde las organizaciones locales que trabajan en pos de combatir la inseguridad, coincidieron en afirmar que el porcentaje difundido no expresa toda la verdad.-
El titular de la Jefatura Departamental, Norberto Castelli, se reunió el martes con el intendente Gustavo Pulti y el secretario de Gobierno, Ariel Ciano. Informarles que en la ciudad el número de delitos había descendido en un 33%, respecto al mismo semestre pero de 2008, fue el motivo que propició una reunión en el despacho principal del municipio. La novedad alivió a las autoridades y calmó, en teoría, a la población marplatense.

Sin embargo, desde las organizaciones locales que trabajan en pos de combatir la inseguridad que atraviesa desde hace tiempo a Mar del Plata, coincidieron en afirmar que el porcentaje difundido no expresa toda la verdad. Aseguraron que el descenso tiene que ver con una merma en la cantidad de denuncias por robos y asaltos, y no con una verdadera baja en la cantidad de delitos. Miedo y resignación aparecieron como los dos fundamentos ante el descenso de radicación de actas.

Tanto desde la Asociación de Familiares de Víctimas del Delito, como desde el Foro Municipal de Seguridad desestimaron que en la ciudad haya menos delitos.

Mirta Tarillo es presidenta del Foro Vecinal de la Comisaría 11º e integra además la comisión de logística y recursos de la Junta Municipal. Para la dirigente, el porcentaje dado a conocer por el jefe de la Departamental (de 9.948 delitos en 2008 la cifra habría descendido a 6.692 en 2009) no es real. "No estamos de acuerdo porque lo que vivimos en los barrios de la ciudad no tiene nada que ver con ese 33% de baja en el número de delitos", aseguró.

"El problema es que la estadística debe haberse sacado, porque en verdad no se nos informó, de la cantidad de denuncias que se radican en las comisarías pero lo que no se contempla es que la gente está asustada y resignada y por ende no denuncia nada", argumentó Tarillo, que dijo que desde el foro municipal están a la espera de que Castelli los convoque a una mesa de diálogo y trabajo y explique los procedimientos realizados para anunciar que en Mar del Plata el índice de delitos bajó un 33% de un año a otro.

Poniendo en tela de juicio el accionar de la fuerza, al aclarar que en los barrios periféricos reina un gran descreimiento sobre el trabajo de los uniformados, Tarillo sostuvo que, en caso de que la estadística dada a conocer por Castelli sea real, sólo representa que hay una baja en el número de denuncias. "No es que hay menos delitos", aclaró.

Tarillo, tanto en el foro municipal como en el vecinal, representa a los vecinos de zonas de la periferia de la ciudad, como ser los barrios Hipódromo, Belgrano, Las Américas, Don Emilio y José Hernández. Según dijo, en estos sectores los "delitos menores", como calificó a los arrebatos y robos en paradas de colectivo, son frecuentes. "Todos los días se sufren y a cualquier horario del día y puedo asegurar que frente a ellos, por resignación y miedo, los vecinos no radican ninguna denuncia", comentó la dirigente.

"Con ese 33% anunciado todo parece hermoso cuando en verdad no es así. La presencia activa de la policía no está, los patrullajes no pueden realizarse como deberían porque los móviles están en mal estado y la presencia de Prefectura sin duda que ayuda sin duda, pero no termina por resolver el problema", entendió, al asegurar que el municipio debería apoya e involucrarse más con la temática.

"EL DELITO SIGUE EN AUMENTO"

"No es que sea mentira, pero esa cifra no dice toda la verdad", deslizó Gastón Herrera, integrante de la Asociación de Familiares de Víctimas del Delito, respecto a la baja en el número de asaltos e ilícitos, que según la Policía se registró en los últimos seis meses.

El comerciante de la zona de la Terminal fundó la postura de la entidad en que el porcentaje dado a conocer por el comisionado no es más que una estadística producto de los delitos que sí cuentan con denuncias en las seccionales. Según Herrera, los datos que recogen desde la asociación indican que al menos el 50% de los delitos que sufren los marplatenses no quedan sentados en actas. "La gente, como cree que son asaltos menores y además por miedo, no radica las denuncias, por lo que el 33% que dijo Castelli puede ser real, pero no es la verdad", refutó y aclaró que con sólo leer los diarios o mirar la televisión, basta para darse cuenta que en la ciudad los asaltos son moneda corriente.

"La cifra no representa la sensación de inseguridad que hay en la calle. Más allá de proporcionar estadísticas hay que hablar con la gente. Nosotros lo hacemos a diario y sabemos que el delito sigue en aumento y no en descenso", afirmó Herrera.

Uno de los fundamentos utilizados por Castelli para explicar a Pulti y a Ciano los motivos por los cuales habría descendido el porcentaje de delitos fue el incremento, esfuerzo y trabajo cotidiano de la fuerza policial en la vía pública. Al respecto, el comerciante se mostró en desacuerdo. Dijo que desde 2007 el número de efectivos es el mismo, por lo que le pareció imposible pensar que haya mayor presencia de uniformados en la calle. "En tal caso, el refuerzo cayó de manos de Prefectura, pero que sólo custodia en las grandes avenidas", se quejó.

Para Herrera los móviles de la policía funcionan como remises del 911, la línea de emergencias. "Eso está bien, pero no es real que el patrullaje sea más intenso porque los autos están destinados a atender los llamados del 911", sostuvo.

Por último, entendió que el Municipio está trabajando para combatir la inseguridad pero sólo a través de los fondos destinados por el gobierno nacional tras la firma de un convenio. "El dinero que se invierte no sale de las arcas municipales, así que, que no digan que ellos son los que están haciendo algo", disparó.

"La policía se está moviendo"

A diferencia del planteo formulado por los representantes de Familiares de Víctimas del Delito y de los foros de seguridad, desde Taxicoop aseguraron que la presencia policial es visible y que gracias a ello ha descendido el número de asaltos en el transporte.

"Robos se sufren siempre, pero han bajado. E incluso, afortunadamente, no hemos vuelto a vivir hechos violentos", indicó Ángel De Paolo, presidente de la cooperativa de taxis.

Según dijo, la fuerza policial "se está moviendo" e incluso previniendo los robos, gracias al accionar de los corredores seguros que se dispusieron en distintas arterias de la ciudad. "La policía está en la periferia, que es donde más asaltos hay", comentó el taxista, que aclaró que la Prefectura es la que ha "desaparecido bastante".

Comentá la nota