El Foro de Colegios Profesionales reclamó la suspensión del ArbaNet

El documento fue consensuado por 18 entidades profesionales y la Defensoría del Pueblo local. Piden que el sistema deje de aplicarse "hasta tanto se tomen las medidas que permitan su adecuación a la realidad".

El Foro Marplatense de Colegios y Consejos Profesionales reclamó la "inmediata suspensión" del sistema de anticipos denominado Arba-Net por considerarlo "inequitativo y arbitrario".

El grupo, en el cual están representados 18 agrupamientos profesionales de la ciudad y la Defensoría del Pueblo local, difundió un comunicado en el que realizó una dura crítica al sistema puesto en marcha por ARBA en diciembre de 2008 para el cobro del impuesto sobre los Ingresos Brutos.

"Este sistema no ha traído aparejadas más que inequidades y arbitrariedades por lo que requerimos que se disponga su inmediata suspensión hasta tanto se tomen las medidas necesarias que permitan su adecuación a la realidad" afirman los profesionales marplatenses en su comunicado.

El texto considera necesaria "una inmediata revisión del sistema implementado" y recuerda que esta posición "concuerda mayormente con la declaración realizada hace tres meses por la propia Cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aires solicitando al Ejecutivo que inste a ARBA a la revisión de la mentada disposición normativa 111/08".

En concreto, los profesionales entienden que debe "reconsiderarse urgentemente" la derogación del artículo 17 de la mencionada resolución, por el cual se prohíbe al contribuyente solicitar su exclusión del sistema de retenciones y percepciones.

Asimismo piden que "se revea el destino de los saldos a favor del contribuyente, de manera que puedan considerarse de libre disponibilidad" y consideran que una modalidad a imitar es la utilizada por la AFIP. "De esa manera -consideran- el contribuyente podría utilizar esos saldos a favor para el pago de algún otro tributo provincial".

Por otra parte, los profesionales consideran que deberían hacerse públicas las fórmulas utilizadas por ARBA para la determinación de los anticipos.

En el mismo texto los profesionales aclaran que "de ninguna manera" los profesionales pretenden evitar las obligaciones tributarias que le corresponden. "Las instituciones que integran este foro -enfatiza- bregarán permanentemente por una sana conducta tributaria, alentando permanentemente a su cumplimiento, pero entiende necesario alertar a las autoridades que esta no es la forma más oportuna para la lucha contra la evasión".

"Estos atropellos inconsultos, terminan generando reclamos judiciales que en nada favorecen a las finanzas públicas", advierten más adelante.

Avasallamiento

Al fundamentar su rechazo al sistema, el Foro considera que la disposición 111 -emitida en noviembre de 2008- "representa un claro avasallamiento del fisco provincial el cual, argumentando que de esa manera se facilita el pago del impuesto sobre los Ingresos Brutos y su respectiva presentación de declaración jurada, ha instrumentado un perverso sistema que, sin sustento técnico ni base de cálculo conocida, determina para los pequeños contribuyentes montos a abonar que en nada se compadecen con las obligaciones tributarias que surgen de lo ingresos reales".

Tras recordar que el sistema "impone un régimen de anticipos unilateralmente determinados por ARBA, en base a datos e indicios que aun hoy (a pesar de haber transcurrido ya ocho meses desde su implementación) siguen siendo de imposible comprobación" los integrantes del Foro consideran que el sistema "atenta contra principios fundamentales de la tributación, contradice leyes nacionales y provinciales e ignora preceptos constitucionales".

"ARBA ignora lisa y llanamente la naturaleza autodeterminativa del impuesto, claramente expuesta en el propio Código Fiscal de la Provincia y viola el requisito de la base cierta que la Ley de Coparticipación Federal establece para este impuesto -añaden-. De esa manera termina mágicamente transformándose en un tributo arbitrariamente determinado por el Fisco, obligando a un pago 'a ciegas' en el que se desconocen origen ni base de cálculo".

En este contexto, consideran que "posiblemente lo mas grave de la situación es que de acuerdo al artículo 16 de la Constitución Nacional la igualdad es la base del impuesto y de las cargas públicas y por ende, para que este principio no sea vulnerado, es impensable prohibirle al contribuyente que de manera fundada pueda recalcular los anticipos predeterminados por el ente recaudador".

"Para colmo -añaden-, todo lo abonado en exceso obliga al contribuyente a reclamarlo por una vía recursiva (una demanda exigiendo el reintegro) que supone extensos períodos de espera y por supuesto, resultados inciertos".

Por otra parte afirman que "el sistema impide que los sujetos comprendidos puedan solicitar la exclusión de los regímenes de retenciones implementados por el mismo ente recaudador, lo cual, sumado a las retenciones bancarias dispuestas por la D.N. B 01/2004, y los anticipos que caprichosamente se imponen por ArbaNet, el impuesto ingresado termina superando ampliamente las tasas previstas para cada actividad, convirtiendo este tributo en un empréstito forzoso".

"Por su manifiesta arbitrariedad esta situación coloca al contribuyente en un permanente estado de indefensión ante el recaudador" concluyen los integrantes del Foro.

Comentá la nota