Fórmula polinómica para la tarifa de los taxis

El Concejo Deliberante de esta capital emitió hoy un dictamen favorable para la creación de una nueva fórmula polinómica que servirá para calcular la tarifa del servicio de taxis. El despacho fue aprobado por unanimidad, en horas de la mañana, y se descarta que será convertido en ordenanza en la sesión de mañana, ya que los ediles resolvieron adelantar un día el debate de esta semana.
Massari Copes aseguró ayer, en diálogo con LA ARENA, que la sanción no implicará un aumento inmediato de la tarifa del servicio. En cambio, aseguró, significará dotar al municipio de una herramienta con la cual se hará visible, para todos los usuarios, la estructura de costos del servicio.

La fórmula polinómica conjuga los gastos que tienen los licenciatarios de los taxis, divididos en cinco rubros: costos laborales (sueldos, aportes patronales y obra social), costos de funcionamiento (mantenimiento de la unidad y repuestos), combustible (Gas Natural Comprimido), impuestos (incluye tasas y seguros) y amortización de las unidades, incluídos los equipos de GNC y GPS. "Esto se distribuye en una fórmula que da un coeficiente y si el porcentaje de aumento en los costos es mayor al 5%, se deben ajustar las tarifas", explicó.

-¿Qué índices utilizarán para medir los aumentos en repuestos o combustible?

-Lamentablemente no hay un índice nacional (Indec) que sea confiable, pero tampoco lo hay provincial, es una falla del gobierno. Entonces, se buscarán presupuestos en comercios locales, pero los buscará la comuna, no los propietarios de los taxis. La comuna se encargará de monitorear los costos.

Tres pasos.

El radical aseguró que la puesta en marcha de la nueva polinómica es el primer paso de los tres que la gestión del Frepam se trazó respecto al servicio de taxis. Los pasos siguientes serán la sanción -antes de fin de año- de una nueva ordenanza que regule el servicio y, a largo plazo, la aprobación de una legislación que integre la regulación de todos los servicios de pasajeros de la ciudad, lo cual dejaría a taxis, remises, transportes escolares y micros de líneas urbanas bajo el amparo de una misma norma.

"Con esta herramienta concluye una etapa donde los ajustes tarifarios estaban sujetos discrecionalmente a la voluntad de los funcionarios de turno, no solo para frenar subas sino también para aplicar tarifas exorbitantes que no se correspondían a los costos de prestación. Esta herramienta redundará en una mejora del servicio, ya que si las tarifas son acordes a los costos la comuna exigirá la mayor calidad en la prestación del mismo", sostuvo.

El último párrafo del concejal estuvo dirigido a los usuarios del servicio, quienes suelen exteriorizar sus quejas por la falta de unidades en los horarios pico o en los días de lluvia.

La tarifa actual del taxi está compuesta por los tres pesos de la bajada de bandera y los 16 centavos de la ficha, los cuales se van sumando cada noventa metros de recorrido. Los últimos aumentos se habían producido luego de los reclamos de los licenciatarios, quienes llegaron a realizar un "lock out" patronal durante la gestión del intendente justicialista Néstor Alcala (2003-2007).

Comentá la nota