Con la fórmula de la Franja

Con la fórmula de la Franja
Apelaron a la receta utilizada por la organización estudiantil de la UCR cuando dos grupos no se sacan ventaja: Oscar Aguad seguirá al frente del bloque y Ricardo Alfonsín ocupará la vicepresidencia del cuerpo. Dentro de un año intercambiarán sus cargos.
Alguien tuvo que ceder. Después de amenazar anteanoche con romper el bloque de diputados radicales, Ricardo Alfonsín finalmente dio marcha atrás y aceptó que Oscar Aguad siga un año más al frente de la bancada. El hijo del ex presidente ocupará mientras tanto la vicepresidencia de la Cámara baja y cumplido ese plazo ambos intercambiarán sus cargos. Alfonsín tenía el respaldo de 18 diputados –dos más de los que apoyaban a Aguad–, pero no soportó la presión y permitió que diez legisladores cobistas, ex radicales K y de frentes provinciales que se reincorporarán al bloque radical después del recambio de diciembre intervinieran en la designación de sus futuras autoridades.

Así como el frágil acuerdo del martes duró unas pocas horas, la postura intransigente del sector de Alfonsín no duró ni una noche. Por la madrugada, el hijo del ex presidente mandó un emisario a encontrarse con el cordobés Luis Molinari Romero –el negociador de Aguad– para evitar la ruptura. Después de esa negociación, los alfonsinistas terminaron por acompañar una propuesta que habían rechazado un par de horas antes. Si bien en el primer acuerdo la alternancia entre Aguad y Alfonsín estaba prevista, el arreglo se había caído por la definición de los demás cargos. Finalmente resolvieron que con el cambio de titular también cambiarán el resto de la mesa de conducción.

A las 10 de la mañana de ayer el grupo de diputados alfonsinistas se reunió en el Comité Nacional. El encuentro había sido convocado por el titular del partido, Gerardo Morales, quien sin embargo no estuvo presente. Aunque varios alzaron su voz en contra del consenso alcanzado, ninguno terminó por sacar los pies del plato. Alfonsín argumentó que no quería sacrificar la unidad del bloque y que si seguía tensando la cuerda iba a ser funcional a los intereses de otros sectores que no les importaba la integridad del partido.

Un par de horas más tarde, los 44 diputados se reunieron a sellar la paz en el despacho de Aguad, quien en su enfrentamiento con Alfonsín contó con el aval del vicepresidente Julio Cobos. "Fue el primer puntapié de gran dimensión que dio el radicalismo por su reunificación. Es una muestra de la madurez política del bloque. Estamos por el camino de la sensatez que es el mejor asfaltado", dijo a Página/12 Rubén Lanceta, el único bonaerense radical que acompañaba la continuidad de Aguad.

Con 26 diputados alrededor de la mesa –16 radicales, 4 de ConFe, 2 ex Concertación Plural, 2 catamarqueños y 1 correntino–, los cobistas se sentían en condiciones de imponer su voluntad. Hasta habían sugerido que en el Senado se impusiera el mismo criterio de alternancia, lo que significaría un duro golpe a Morales, quien aspira a reemplazar al mendocino Ernesto Sanz cuando éste asuma al frente del Comité Nacional, el próximo 4 de diciembre. Precisamente una de las presiones más fuertes que sufrió el hijo del ex presidente fue de Sanz, quien amagó con rechazar la jefatura del partido si no había acuerdo en Diputados. En parte por la posibilidad de quedar desplazado en el Senado es que Morales no se jugó a fondo con Alfonsín y no se pronunció como jefe del Comité Nacional.

"El objetivo era unirse y lo hemos logrado. Nunca se perdió la meta, que era estar todos juntos. No podemos pretender cohesionar a la sociedad si primero no lo estamos no-sotros", afirmó Aguad a la hora del anuncio formal. "Vamos a trabajar como bloque en todas las propuestas que hemos realizado durante la campaña", acompañó Alfonsín.

El bloque radical para el período legislativo 2010 conducido por Aguad quedará así: de vicepresidente primero irá Ricardo Gil Lavedra, un hombre de la orgánica radical; en la vicesegunda estará el cobista Daniel Katz; la Secretaría General quedó para Lanceta, que responde a Federico Storani; y la Secretaría Legislativa para Silvana Giudici, también del espacio de Aguad; la Secretaría de Comunicación será para el alfonsinista entrerriano Gustavo Cusinato; y la Tesorería, para Federico Kenny.

Comentá la nota