"En Formosa respondemos a esa ola de malas noticias con una actitud positiva".

Más adelante, enfatizó que "quienes vivimos y trabajamos en Formosa, hemos asumido la coyuntura desde la orientación valiosa"
La ministra de Economía, Hacienda y Finanzas, Inés Beatriz Lotto de Vecchietti, resaltó que ante el escenario de profunda crisis que se advierte en forma global, "en Formosa respondemos a esa ola de malas noticias, de quiebre de empresas y despidos, con una actitud positiva, generando trabajo y garantizando el salario", en tanto remarcó en este marco que el sector de las pymes "es una herramienta invalorable para los tiempos que corren". Lo hizo al dejar formalmente inauguradas ayer las Jornadas Nacionales "Desafío Pymes" Formosa 2009 "Construyendo el Futuro", las que concluirán hoy y en el cual se desarrollan disertaciones de prestigiosos expositores, acerca de temas de vital interés para el sector.

En la jornada inaugural, además de la titular de la cartera Económica, estuvieron presentes el intendente capitalino Fernando De Vido; el ministro de la Comunidad, Alberto Zorrilla; el presidente de la Federación Argentina de Consejos Profesionales de Ciencias Económicas, Jorge Alberto Paganetti, acompañado de otros miembros de la entidad; el presidente del Consejo Profesional de Ciencias Económicas de Formosa, Francisco Miranda; como también otras autoridades de Consejos Profesionales de Ciencias Económicas; así como también otras autoridades provinciales, legisladores provinciales, representantes de asociaciones intermedias e invitados especiales.

En otro tramo de su alocución, Vecchieti puso énfasis en resaltar que "las pymes, concurrentes significativas en los indicadores económicos y como usinas generadoras de producción, empleo y consumo, van adquiriendo mayor relevancia, no solo como agentes superadoras de crisis, sino como aportantes fundamentales al crecimiento y desarrollo de una nación".

"Por lo tanto deben hacerse los esfuerzos necesarios para salvar las barreras que se nos vayan presentando. Ya no quedan dudas de la incidencia directa del sector pymes en la contención y como factor de catársis en el tejido social más vulnerable de la sociedad", puntualizó.

Más adelante, enfatizó que "quienes vivimos y trabajamos en Formosa, hemos asumido la coyuntura desde la orientación valiosa, que parte de una conducción política responsable ha proclamado enfrentar la crisis y no pactar con la adversidad", en tanto acotó que "exhibe como argumento fundamental de sus expectativas optimistas respecto del futuro, una doctrina humanista y cristiana abonada por la base ideológica del modelo formoseño puesto en marcha en 1995, para generar un proceso revolucionario para construir una Formosa diferente, desarrollada, económicamente justa y equitativa en lo social".

Reaseguro para las nuevas generaciones

Posteriormente, la ministra de Economía, remarcó que "para llegar a esta etapa de creación de las pequeñas y medianas empresas formoseños, tuvo que ejecutarse un plan de obras, enmarcado en un modelo propio, ideado por nuestro gobernador, el doctor Gildo Insfrán, fortaleciendo la infraestructura básica para el desarrollo, afirmando el proceso de integración territorial y social, avanzando hacia el crecimiento con equidad y sustentabilidad real; para que el esfuerzo de hoy brinde un reaseguro a las nuevas generaciones de formoseños".

Hizo hincapié que "para motivarlos, el doctor Insfrán ideó, impulsó un programa solidario dirigido a la asistencial integral de los pequeños productores agropecuarios incorporándolos al sistema económico y financiero, apoyándolos a través de la capacitación y el asociativismo a aumentar la rentabilidad de sus cultivos y al mismo tiempo instándolos a sumar esfuerzos para alcanzar, a través de la gestión compartida y conjunta, un horizonte diferente que permite reconocerlos como una fuente generadora de trabajo y producción".

"Este modelo que ha partido desde la misma organización familiar para convertirse en comunitaria y ahora en provincial no es sino la base de la gran empresa social, de características inéditas, que pretendemos mostrar al país, al continente y al mundo", indicó.

Finalmente, precisó: "No pretendemos ignorar la realidad económica, ni siquiera conjeturar acerca de la durabilidad de la crisis, pero por lo menos aquí en Formosa hemos optado por responder a esa ola de malas noticias, traducidas en el quiebre de empresas, cierre de fábricas o despidos de obreros y profesionales, con una actitud positiva: generar trabajo y garantizar el salario".

Alta connotación humanista

"Esos desafíos tienen una alta connotación humanista ya que, de lo que se trata, es que los que tienen trabajo lo conserven y que los que no han accedido aún al mercado laboral, puedan ser incluidos lo antes posible", sostuvo, para luego señalar que "estamos en presencia pues de una herramienta invalorable para los tiempos que corren. Les queda a esta jornada la tremenda responsabilidad de extraerle el mayor de los provechos en todas sus aristas, para seguir reafirmando su importancia como factor de crecimiento económico e instrumento de integración humana".

El intendente De Vido por su parte, al dirigirse a los presentes, en principio agradeció a los organizadores por elegir a Formosa para la realización de este evento, poniendo de relieve que "en nuestra última etapa institucional hemos ratificado un modelo que afianza nuestro ser y sentido de pertenecer a esta tierra".

Destacó luego que "hoy recibimos estas jornadas asumiendo el compromiso desde nuestro gobierno, tanto provincial como municipal, sobre el rol que tiene el Estado en capacitar, sabiendo de la importancia que tiene en el desarrollo social de nuestros pueblos la pequeña y mediana empresa, como generadora de fuente de trabajo y de inclusión social y una justa distribución de los ingresos".

Comentá la nota