Formosa refinanció deuda con Nación por $ 220 millones.

En el marco de un acto cumplido ayer por la tarde en Casa Rosada, la presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner junto al gobernador Gildo Insfrán, firmaron el acuerdo a través del cual se convino la refinanciación de la deuda provincial para el ejercicio de este año, por una suma del orden de los 220 millones de pesos.
De la ceremonia también tomó parte el gobernador de la vecina provincia del Chaco, Jorge Capitanich, dado que ese Estado también acordó una asistencia financiera, además del titular de la cartera de Economía y Finanzas Públicas de Nación, Carlos Fernández y el secretario de Hacienda de la Nación, Juan Carlos Pezoa.

Insfrán estuvo acompañado por la ministra de Economía, Hacienda y Finanzas de la provincia, Inés Beatriz Lotto de Vecchietti, significándose que lo acordado fue el refinanciamiento de la deuda de este ejercicio, con lo cual la provincia recupera recursos que se les descuentan a través de los fondos coparticipables, que para el año 2009 estaba estimado en un monto del orden de los 220 millones de pesos.

Tranquilidad financiera

De este modo, Formosa y Chaco se suman al lote de jurisdicciones que firmaron el Programa de Asistencia Financiera en febrero, una lista que inauguró el gobernador de Buenos Aires Daniel Scioli y siguió con las provincias de Jujuy y Río Negro.

La firma anticipada del PAF brinda tranquilidad financiera a la ajustada ejecución fiscal de Formosa en este año, marcado desde el inicio por una importante retracción de los recursos por coparticipación que se reciben.

Lo convenido es algo que la provincia acuerda anualmente con el Estado Nacional, justamente por cumplir las pautas económica-financieras trazadas, que inclusive permitió a Formosa cerrar el cuarto ejercicio consecutivo con un superávit.

El balance coparticipable

El mes de febrero de este año cerró con un ingreso nominal de $ 144.288.000 de coparticipación contra un monto de $ 131.043.000 en igual mes del año pasado, lo que permite inferir una mejora en la recaudación pero no en la misma magnitud que lo venía haciendo meses anteriores.

Esta rúbrica con la Nación es una ayuda para la provincia, aunque no es lo central para sacar adelante la deuda que tiene comprometida para el 2010 y el 2011.

Firmar este acuerdo le significará a la provincia un alivio temporal, ya que todos los pronósticos coinciden en que este año y el próximo plantean serios problemas económicos, cuyas características y gravedad son todavía imprevisibles.

Es imposible, coinciden, en que la recesión mundial no se haga sentir en cada una de las provincias del país.

Comentá la nota