Formosa recibirá $ 77 millones menos en Coparticipación de Recursos por la declaraciónde la Emergencia Agropecuaria

Formosa recibirá $ 77 millones menos en Coparticipación de Recursos por la declaraciónde la Emergencia Agropecuaria
Después de varios meses de relaciones conflictivas con declaraciones y acusaciones de todo tipo, productores agropecuarios y Gobierno nacional lograron coincidir en un diagnóstico de la situación del sector productivo y declararon la emergencia agropecuaria en las provincias más afectadas por la extensa sequía que golpea los campos.
Más allá de la medida adoptada por la nación, los ruralistas criticaron la concepción global del anuncio calificándola de insuficiente y arbitraria.

De acuerdo con relevamientos oficiales, los territorios afectados se localizan en las provincias de La Pampa, Entre Ríos, Santiago del Estero, Chaco, sur de Córdoba, Santa Fe y Buenos Aires, aunque fuentes oficiales no descartaron que se sumen otras jurisdicciones. A partir de ahora, cada provincia deberá comunicar los departamentos o fracciones de su territorio que se encuentran afectados para acceder a los beneficios.

En el caso de Formosa, la decisión por parte del Gobierno provincial aún no llegó y todo apunta a que este martes será el día clave de discusión de este tema cuando se reúnan productores y funcionarios a analizar la realidad de cada punto de la provincia.

De llegar a un acuerdo en la necesidad de la medida, será el gobierno el encargado de solicitar a la nación la incorporación de Formosa al mapa nacional de emergencia agropecuaria.

Pero aunque Formosa no haya declarado su emergencia, la decisión nacional impactará de todas maneras en las arcas provinciales y de manera muy significativa.

Los beneficios de la declaración

Con el Decreto Nº 33/2009 el Gobierno Nacional decretó la emergencia agropecuaria por seis meses; que en otros términos significa la postergación por un año del pago de tres gravámenes para aliviar la presión tributaria sobre los productores agropecuarios más afectados: Ganancias, Ganancia Mínima Presunta y Bienes Personales.

A partir de la medida, los productores que acrediten una pérdida de por lo menos el 50% de su cosecha por la sequía sólo deberán abonar esos tributos correspondientes a este año el 1° de febrero de 2010.

Los beneficios comprenden la prórroga por un año del pago de los impuestos a las Ganancias, a la Ganancia Mínima Presunta y a los Bienes Personales, tanto en declaraciones cuanto en saldos de declaraciones juradas para el período fiscal comprendido entre el 1º de febrero y el 31 de julio de 2009.

Según estimaciones del Gobierno Nacional, el costo fiscal de la prórroga decretada para Ganancias, Bienes Personales y Ganancia Mínima Presunta, está estimada en unos $5.000 millones para el 2009. No obstante, el costo fiscal neto sería menor al anunciado por el Gobierno Nacional, dado que la pérdida por Ganancias sería compensada por una mayor recaudación de impuestos que gravan al consumo (IVA, Internos, etc.).

Cómo afectará la medida a las provincias

Un informe privado de la consultora "Economía y Regiones" sostiene que la pérdida de $5.000 millones en la recaudación conjunta del impuesto a las Ganancias, Bienes Personales y Ganancia Mínima Presunta, "será asumida en cerca de un 46% por el conjunto de las 23 provincias y el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, dado que estos tres impuestos son coparticipables.

En particular, en el caso del impuesto a las Ganancias, cuya participación en la masa de recursos coparticipables alcanza a aproximadamente el 39% del total".

"De esta manera -sostiene el documento- el conjunto de provincias y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires perderían aproximadamente $2.069,3 millones en concepto de ingresos por Coparticipación (Ley Nº 23.548 y modificatorias). Asimismo, también se verá afectado el monto de recursos con destino a los Aportes del Tesoro Nacional ($95,3 millones), lo que eleva la pérdida a $2.164,6 millones (48% del total)".

A manera de ejemplificar el impacto en las distintas provincias, se puede mencionar que "Buenos Aires recibirá $337,7 millones menos, producto de la reforma, seguida por Santa Fe ($191,1 millones) y Córdoba ($188,3 millones), de manera que estas 3 jurisdicciones afrontarían cerca del 35% de la pérdida de recursos provinciales por coparticipación", sostiene el informe.

En un nivel de pérdidas inferiores en dinero neto se puede mencionar que Chaco, Tucumán y Entre Ríos recibirán entre $109 y $103 millones menos. La pérdida de recursos para el resto de las provincias estaría entre $90,4 y $24,9 millones, siendo Tierra del Fuego la provincia menos perjudicada.

Comentá la nota