Formosa podría liberar fondos si Nación le refinancia su deuda

La posibilidad que el gobierno provincial logre liberar fondos que hoy le son retenidos automáticamente para pagar vencimientos de deuda es algo que se vislumbra en esferas oficiales atento a que la Nación ya les acercó un plan para darle más plazo y bajar la tasa de interés de la deuda que hoy Formosa mantienen con el Estado central.
Información que trascendió en Casa de Gobierno apunta que la iniciativa para reestructurar la deuda que las provincias tienen con la Nación avanza. Hay un borrador de un plan nacina para desahogar las finanzas de las provincias como Formosa. Pero la pondrá sobre la mesa después del 10 de diciembre.

La propuesta, del gobierno nacional sería refinanciará parte de la deuda a plazos más largos –el lapso actual es de ocho años– y a una tasa fija en pesos del 6%, mientras que para la deuda que la provincia tienen en los títulos Bogar 2018 se ofrecerá un nuevo bono que no ajuste por CER, sino que tenga una tasa Badlar más 2,75%.

Esos papeles están en manos de diferentes acreedores –muchos en bancos– y la Nación les paga los servicios y el capital con una retención que le hace a las provincias de la coparticipación. Justamente este dinero es el que recuperaría Formosa.

La iniciativa fue diseñada por los técnicos de la subsecretaría de Relación con las Provincias, que depende de la Secretaría de Hacienda, y la intención es firmar un acuerdo con cada una de las jurisdicciones, dijeron fuentes de la cartera al diario "El Cronista".

La deuda

El stock de deuda provincial al cierre de este año ascendería a varios miles de millones –se habla de manera extraoficial de unos 3.700 millones- , de los cuales el 70% es con el gobierno nacional. Buena parte corresponden a Bogar 2018, Boden 2011 y 2013. Estos últimos fueron recibidos por el Banco Central como contraparte de los pesos emitidos para rescatar las cuasimonedas. Los Bogar, en tanto, fueron los títulos emitidos por el Fondo Fiduciario para el Desarrollo Provincial (FFDP), que asumió la deuda que las provincias tenían con diferentes acreedores y que ahora les paga a los inversores con recursos de la coparticipación.

Una parte de la deuda corresponden a los Programas de Asistencia Financiera (PAF) que la Nación viene firmando año tras año con la provincia. Esa deuda sería reprogramada a plazos más largos y una tasa fija en pesos en torno al 6%.

Comentá la nota