En Formosa se mantienen los puestos de trabajo pero el salario cada vez rinde menos.

A fin de contar con estimaciones de la variación de los precios de algunos alimentos y bebidas, se realiza mensualmente un relevamiento de los valores finales de un subconjunto de productos para consumir en el hogar. Según un informe privado, a nivel nacional se observa una tendencia creciente a lo largo de los doce meses de 2008, presentando un costo promedio de $486,16 entre Enero y Diciembre, lo que genera un incremento de precios acumulado (en los doce meses) cercano al 24,5%.
Sin embargo, esta tendencia se revierte a partir de Noviembre 08’; y el costo de la Canasta Básica de Alimentos (CBA) de una consultora privada comienza a amesetarse –en torno a los $520- como consecuencia directa del enfriamiento de la demanda agregada argentina y de la caída del precio internacional de los alimentos.

De este modo, luego de exhibir incrementos mensuales casi nulos durante Diciembre (0,1%) y Enero (0,1%), el precio de la canasta cae un 0,2% en Febrero 09’, y alcanza los $522,24. A su vez, anualizando el incremento de precios (Feb-09 vs Feb-08), se observa que el costo de la canasta aumentó un 17,8%.

Estos datos realizados a nivel nacional se ajustan a los que difundieron entidades independientes como la Asociación Civil Formoseña de Defensa del Consumidor (ACIFODECO) durante todo el año pasado a nivel local.

El comportamiento de los alimentos y bebidas en febrero

Las alzas en los precios de los productos que conforman la CBA relevada por la consultora Economía y Regiones, registradas durante el mes de Febrero, estuvieron encabezadas por productos heterogéneos como la lechuga (47%), el dulce de leche (14%), las hamburguesas (4,5%), el jamón cocido (9%), la papa blanca (10,7%), la salchicha tipo Viena (8%), las manzanas (9%) y la sal fina (3%).

Por otro lado, los principales descensos de precios se sintieron en producto panificados como consecuencia de la caída del precio de la harina de trigo (-8%); Luego, los panificados que exhibieron descensos de precios fueron: el pan lacteado (-1,1%), los fideos guiseros (-2,9%) y las pastas rellenas (-1,1%).

A su vez, se observan caídas en los precios de bebidas, como el agua mineral (-2,7%), la cerveza (-2,9%), la gaseosa de cola (-2,7%) y el vino blanco (-2,8%).

Los productos enlatados también mostraron reducciones de precios, encabezados por las arvejas enlatadas (-3,2%), la caballa en aceite (-2,1%) y los tomates peritas para salsa (-1,9%). Por último, otros productos heterogéneos presentaron reducciones en sus precios; estos fueron: el aceite de maíz (-16%), el arroz (-3%), el azúcar (-1,4%), la banana (-6,4%), la cebolla (-5,4%), la leche en polvo (-2,8%), la margarina (-2,2%), la yerba mate (-2,9%), la zanahoria (-10,9%), y el zapallo anco (-10,8%).

Empleo estable en Formosa

Pese a esta permanente situación de aumento de precios que repercute en el bolsillo de los trabajadores, desde la Dirección de Empleo provincial afirman que nuestra provincia todavía no padeció en forma masiva la peor cara del momento: la pérdida de empleo.

Esta relativa estabilidad laboral está dada por la aplicación de políticas nacionales y provinciales destinadas a sostener los niveles de empleo como forma de reactivar el actual amesetamiento de la producción y el consumo.

En Formosa la proporción entre empleo público y privado es de 35 y 65%, respectivamente y más allá de los vaivenes de la construcción, los objetivos provinciales de mantenimiento se mantuvieron aunque muchos de los empleados públicos están incluidos en planes sociales que no alcanzan a cubrir los costos de la Canasta Básica de Alimentos.

Comentá la nota