El PJ formalizó el frente electoral y dice que la fórmula ‘no está definida’.

Pero sus principales dirigentes dejaron la decisión al gobernador Beder Herrera, quien ya nominó a Jorge Yoma y Griselda Herrera. ‘Avalamos esto en función del interés superior de la provincia’, dijo el intendente Quintela. Fue una puesta en escena para disimular las diferencias que subsisten.
El justicialismo concretó este miércoles una reunión de dirigentes, para demostrar su acuerdo con el frente electoral conformado con el bederista Frente del Pueblo, el yomista Frente con Todos y el Movimiento Norte Grande de los hermanos Luna.

A pesar de que la mayoría de los conductores del PJ ‘puro’ no digieren la candidatura de Jorge Yoma y discuten todavía a Griselda Herrera, (los nominados por Beder Herrera para integrar la fórmula de candidatos a diputados nacionales), salieron a respaldar la necesidad de armar el frente electoral.

Eso sí, dejaron en claro que solo sirve para los cargos de diputados nacionales y que, para los cargos provinciales y municipales, cada sector ‘bancará’ a sus propios hombres y mujeres.

El frente electoral ‘lo hacemos en función de los intereses superiores de la provincia’, dijo el intendente Ricardo Quintela, en una conferencia de prensa que compartió con el ministro Carlos Luna, con el titular del Congreso del PJ, Miguel Ángel Asís, con el diputado nacional Alberto Paredes Urquiza y con el presidente del bederista Frente del Pueblo, Javier Tineo.

A pesar de que la fórmula ya está definida, Quintela -como referente del PJ ‘puro’- dijo que ‘no’. Pero aceptó que será el gobernador quien lo decida ‘de acuerdo a las necesidades que tenga la provincia’. Beder Herrera, en realidad, ya lo decidió. Como lo aseguró Tineo el martes, será Yoma-Herrera en ese orden, a pesar que la chileciteña no quiere ir de número dos del embajador.

Y es que ‘las necesidades’ que tiene la provincia pasan por satisfacer, en el plano nacional, el reclamo de Néstor Kirchner y familia: que Yoma encabece la lista. Es que el actual diplomático tendrá, si finalmente llega, un rol preponderante en el ‘equipo’ kirchnerista en la Cámara baja, para defender las política ‘K’ como lo hacía, en los comienzos de los 90, con las políticas ‘M’, (de Menem, claro está).

Comentá la nota