Forestales buscarán atraer inversores para la instalación de pasteras

En el marco del diseño base del Plan Estratégico de Desarrollo Provincial que elabora el Banco Mundial, la forestación aparece como uno de los sectores con mayor potencial de crecimiento que en siete años pueden aumentar 1.400 millones de pesos anuales. Para lograrlo los productores forestales indicaron que será necesario apoyarse en la inversión privada y apuntar a desarrollar la industria pastera. Energía, caminos y puertos son los ejes sobre los que se basarán los proyectos de expansión productiva que ya empiezan a delinearse.
Técnicos del Banco Mundial presentaron ayer ante los legisladores provinciales las propuestas para el diseño del Plan de Desarrollo Estratégico Provincial. La exposición surge de un trabajo de consultoría que realiza la entidad para la Provincia en el marco de un acuerdo de cooperación firmado en 2007. A principios de agosto se revelaron los primeros números del diagnóstico sobre los seis sectores productivos con mayor potencial de crecimiento: forestal, arrocero, citrícola, ganadero, turístico y hortícola. En esta oportunidad los expertos delinearon una serie de estrategias puntuales que derivarán en una propuesta de programa de Gobierno que estará finalizada para febrero de 2009.

En este marco se recalcó el rol fundamental que jugará la forestación, como el sector con mayores potenciales d crecimiento de 2009 a 2015. Señalaron que puede crecer en 1.400 millones de pesos anuales por la alta disponibilidad de madera y la capacidad de autoabastecimiento. A este sector le siguen el arrocero con posibilidades de crecer en 500 millones, el citrícola en 90 millones, la ganadería en 100 millones y el turismo en 15 millones. El desarrollo de todos los sectores permitirá a la Provincia duplicar su Producto Bruto Interno de 2.100 millones a 4.500.

Para el impulso de los proyectos pequeños y medianos, el Gobierno aportará créditos y reforzará los fondos fiduciarios. Sin embargo los grandes emprendimientos, como el que significará la inversión en el sector forestal requerirá de inversiones privadas.

"La forestación será el gran emprendimiento de este plan estratégico, pero para alcanzar los objetivos necesitamos desarrollar la industria pastera para consumir la gran masa forestal acumulada", explicó a EL LIBERTADOR el gerente regional NEA de la Asociación Forestal Argentina, José Saiz.

Comentó que del total de la masa forestal producida menos de la mitad tiene destino y resaltó la necesidad de legislar para asegurar la minimización de los impactos ambientales.

Pero para el impulso de proyectos de esta magnitud Saiz resaltó la necesidad de acentuar las gestiones en tres ejes fundamentales: energía, caminos y capacitación de personal. Los dos primeros puntos, más el desarrollo portuario, están explicitados en las propuestas del Banco Mundial.

En materia de energía, la entidad enfatizó la necesidad de extender las redes de Mercedes - Goya- San Lorenzo - Santa Rosa. Abastecer los parques industriales de Ituzaingó, Santo Tomé y Gobernador Virasoro y la electrificación de los sistemas de bombeo de la zona Norte, sobre todo en Itá Ibaté, donde en el caso del sector arrocero podría incrementar las hectáreas plantadas de 8 a 20 mil.

En materia de caminos hicieron hincapié en la pavimentación y mejora de las rutas provinciales 94 que une Sant Tomé con Misiones, la Ruta 22 Concepción - Chavarría, Ruta 41 y 40, la 126 y la Ruta 23 de Perugorría.

Respecto a los proyectos portuarios insistieron en el cerealero de Bella Vista como punto estratégico para la producción del Centro-Sur y uno maderero de Ituzaingó.

Con estas inversiones además del desarrollo forestal, los arroceros apuntan a una producción de 80 mil hectáreas a unas 250 mil durante el período 2009-2015 y los ganaderos a aumentar la producción con introducción de tecnologías y pasturas.

Comentá la nota