Fonzalida revocó cientos de designaciones tras auditoría

El intendente de Chilecito, Lázaro Fonzalida, emitió dos decretos a principios de este mes donde revoca un abultado número de designaciones contenidas en 321 decretos desde enero a junio de 2009.
Fue a posterior de una inspección realizada por el Tribunal de Cuentas de la Provincia, que investiga la legalidad de los actos administrativos por la presencia de una cláusula suspensiva que significaría una grave irregularidad.

Según lo que pudo establecer EL INDEPENDIENTE, Fonzalida suscribió los decretos 382 el 6 de julio, y el 389 el día siguiente. Por el primero dejó sin efecto 190 decretos de designaciones firmados entre el 1º de junio y el mismo día 6 de julio. Por el segundo, 131 decretos firmados de enero a mayo de 2009.

Si bien el total de decretos revocados trepa a 321, el número de designados puede ser infinito, ya que en un solo decreto se pueden incluir nombres sin límite. Así quedaría desvirtuada la afirmación de Fonzalida, frente a las versiones circulantes, de que sólo se trataba de 139 personas.

Ahora bien, si las designaciones y bajas son “facultades” del intendente, ¿qué “irregularidad” investigan los auditores del Tribunal de Cuentas? Quienes se especializan en Derecho Administrativo, apuntan a la “Cláusula Suspensiva” denunciada por Pedroza y admitida por Fonzalida.

Es decir que los nombramientos serían efectivizados una vez que sean “cargados” en la nómina salarial del municipio, cláusula que desnaturalizaría e ilegalizaría el procedimiento seguido por la administración comunal chileciteña. Un dictamen al respecto, se produciría tras la actual feria, en el Tribunal de Cuentas que tiene el caso.

UN POCO DE HISTORIA

Aunque las diferencias entre los denominados “bederistas puros” y los integrantes de la alianza que devolvió a Fonzalida la intendencia, se remontan desde la salida de Raúl Moreno y su reemplazo en la Secretaría de Hacienda y Obras Públicas por Pablo Fernández Pugliese, recién estallaron después de los últimos comicios en los que resultara derrotado el fonzalidismo.

En lo que va de julio, Pedroza abrió el mes denunciando que los nombramientos eran “irracionales” y “engañosos”, ya que supeditaban su efectivización a que sean `cargados` por la Provincia en la liquidaciones salariales del municipio.

Fernández Pugliese los justificó en que Chilecito tiene una desocupación mayor que la ciudad capital, y en su réplica formuló una frase anticipatoria de lo que acontecería dos semanas después, al ser interpretada como una crítica al jefe político de todo el oficialismo local, el gobernador Luis Beder Herrera.

En el medio, Fonzalida confirmó que las designaciones se hacían “ad referendum” de ser cargadas en las liquidaciones de sueldos municipales que efectúa el Gobierno provincial, lo que anticipadamente se sabía que no sería aceptado, esperanzándose en un incremento recaudatario municipal para afrontarlas.

Así las cosas, y en medio de un silencio sepulcral de todos los actores chileciteños no involucrados directamente en la cuestión, el vacío político desencadenó la renuncia del Gabinete municipal en pleno, trascendiendo de inmediato que la salida de Fernández Pugliese sería definitiva.

Hasta ayer no había anuncio oficial sobre la integración de un nuevo gabinete, ni sobre lo que revela este informe.

Comentá la nota