Fontana tiene dos intendentes

Aunque el intento de Clide René Briansó por reasumir la intendencia de Fontana resultó fallido, de hecho esa localidad tiene desde ayer dos intendentes. Si bien es cierto que Briansó fue suspendido por 180 días por el Concejo municipal, fue repuesto por un fallo de la Cámara en lo Contencioso Administrativo y vuelto a suspender por el Concejo, según se dijo ayer.

Las alternativas de lo sucedido, de las que NORTE fue testigo, señalan que de hecho hay dos jefes comunales y que ambos se consideran con derecho de ejercer esa responsabilidad.

Día atrás la Cámara en lo Contencioso Administrativo dio lugar al recurso presentado por Clide René Briansó, pero los concejales no aceptan que éste vuelva a su cargo, ya que tiene 180 días de suspensión que aún no ha cumplido. En Fontana continúa la contienda por la intendencia. Clide Rene Briansó --jefe comunal restituido por la Justicia-- intentó ayer volver a su cargo, pero los concejales municipales no lo dejaron avanzar en su acción, alegando que éste tiene una suspensión por 180 días.

Además, el actual intendente Eduardo Kunzli le respondió a Briansó que la sesión extraordinaria del cuerpo resolvió ratificarlo en el cargo y que continúe suspendido Briansó. En tanto, los empleados trabajaban normalmente y mucha gente estaba dentro del municipio abonando sus tributos. Cabe recordar que el jefe comunal fue suspendido el 11 de noviembre por 180 días y estaba acusado de irregularidades en su gestión.

La presentación de Briansó

Bajo una fuerte guardia policial y el tránsito cortado en inmediaciones de la Municipalidad de Fontana, el intendente suspendido apareció del lado del sector donde se encuentra instalada la comisaría acompañado por el ex secretario de Gobierno Miguel Rueda y un grupo de seguidores, caminando lentamente. Luego de ingresar al edificio municipal se dirigió a la oficina de la Secretaría de Gobierno donde fue recibido por los ediles, tomó asiento frente a Kunzli y lo saludó con un apretón de manos. Allí expresó que venía a ocupar nuevamente su puesto en virtud de la resolución judicial. En tanto Kunzli le respondió que en la sesión extraordinaria del martes pasado el cuerpo de concejales decidió ratificarlo en el puesto y disponer que continúe su suspensión de 180 días.

Ante ello, Briansó hizo entrar a sus asesores legales y una escribana elaboró un acta de lo que estaba ocurriendo dentro de la oficina. Briansó señaló que "me mantendré en forma pacífica acá, no vine a realizar ningún acto de violencia, pero quiero que sepan que insistiré ante la Justicia porque entiendo que ustedes se equivocan al desacatar una orden judicial, y creo que el pueblo no se merece eso porque ahora no tienen una buena imagen de Fontana, de quienes esperaban mucho más".

En tanto Clide René Briansó, luego de lo sucedido, dijo que el jefe comunal a cargo, Eduardo Kunzli, le dijo que él seguira en el cargo en razón de que lo dispuesto por el juez, doctor Luis Martínez, fue posterior a su designación en el cargo de intendente por parte del Concejo Deliberante. Por lo cual queda vigente la suspensión de Briansó por 180 días.

"Para ellos, la orden del juez no tiene validez", sostuvo el intendente desplazado, que se encontraba acompañado de una abogada y una escribana, que labraron un acta para constatar lo acontecido en el edificio de la Municipalidad y comunicárselo al juez. "Hay un montón de gente acompañándome, pero está todo tranquilo", dijo Briansó.

En la mañana de ayer el destituido intendente dijo que se presentaría en el municipio munido del fallo de la Cámara en lo Contencioso Administrativo, que hizo lugar a la medida cautelar y ordenó que se lo restituyera en el cargo.

Indicó, además, que había comunicado su proceder a las autoridades provinciales y judiciales locales. También había adelantado que a primera hora presentaría su nuevo descargo ante la Comisión Investigadora, "porque la idea de ellos es no dejar entrar al intendente al municipio y no importa si está bien o está mal".

"Fue todo tranquilo, yo presenté la orden del juez y la rechazaron", resumió Clide René Briansó al intentar volver al cargo de intendente, del que fue suspendido "por presuntas irregularidades en su gestión" por el propio cuerpo municipal.

Según comentó Briansó, le indicaron que el intendente a cargo permanecerá en sus funciones avalado por una resolución "que salió después de la orden del juez, donde lo nombran de nuevo y me desplazan a mí por 180 días, es decir que la suspensión permanece vigente para ellos", explicó.

Al aceptar esta medida, Briansó esperó que una escribana elaborara el acta para certificar los acontecimientos de ayer, que serán luego presentados a la Justicia para comunicar la no habilitación de la medida judicial.

Comentá la nota