Fontana continúa paralizada por la toma del municipio, pero siguen las negociaciones

Sigue paralizada la actividad en el municipio de Fontana debido a que los trabajadores mantienen tomado el edificio reclamando por una mejora salarial y por un básico inicial de 1.200 pesos. Sin embargo se lleva adelante la mediación del gobierno provincial que comenzó ayer y continuará en la mañana de hoy, cuando se reúnan el subsecretario de Asuntos Municipales Oscar Nievas y el intendente René Briansó.
Los empleados que llevan adelante la protesta señalaron que «se ha tenido que llegar a esta situación, porque la relación con el intendente es insostenible, no admite sus errores y siempre actúa con mucha soberbia. Por eso, si alguien tiene que poner en su lugar al intendente son los trabajadores”, expresó Isabelino Segovia, representante de uno de los gremios que nuclea a los trabajadores.

Segovia insistió en que están buscando la provocación de peleas de pobres entre pobres, generando un estado de inquietud general, y aunque buscarán mantener la calma dejarán que los trabajadores reaccionen si es que la situación permanece.

También la policía está preocupada, pero Segovia dijo que «si alguien tiene que poner en su lugar al intendente, somos los trabajadores en reclamo de un salario justo”.

Mediación oficial

El encuentro entre Nievas y el intendente Briansó se desarrollará desde las 8,30 en el mismo despacho del subsecretario de Asuntos Municipales, escenario del encuentro de ayer por la tarde con los trabajadores. Más allá de la mediación estatal, los empleados del municipio del Gran Resistencia mantienen las medidas de fuerzas hasta tanto lleguen a un acuerdo entre las partes.

Los municipales piden una recomposición salarial y desde hace varios días están cumpliendo un plan de lucha. “Tuve contacto con el intendente y ahora con el gremio y algunos empleados donde plantean el reclamo y su posición. Los trabajadores no están dispuestos a ceder a los requerimientos del intendente”, aseguró Nievas al término de la reunión.

El gobierno municipal propuso un incremento no remunerativo de 200 pesos desde la categoría 0 a la 11 y de 100 pesos más desde la 12 a la 16. Además, solicitan 100 pesos de aumento también para los contratos del Programa de Asistencia Municipal (PAM). Nievas recordó que los trabajadores no aceptaron la propuesta del intendente Briansó, “porque consideran que el aumento deber ser al salario básico”.

Así, solicitan 1200 pesos de salario básico. “Estuve intercediendo para buscar un punto de equilibrio tratando de que lleguen a un acuerdo”, comentó Nievas. Por este motivo, mañana miércoles 29 desde las 8,30- se reunirá en su despacho con el intendente Briansó, “para ver si puede hacer un esfuerzo y otorgar los aumentos al básico”. “Lo que ellos piden es una suma razonable”, concluyó.

Comentá la nota