Fondos de la soja: Resistencia los usará para obras de enripiado y el pavimento de Villa Barberán

El municipio de Resistencia recibió $ 3.000.000.000 correspondientes a la transferencia del Fondo Federal Solidario, conformado con parte de la recaudación nacional que se obtiene por el derecho de exportación de la soja. Así lo confirmó ayer la intendenta, Aída Ayala, quien señaló que la comuna calculaba recibir por ese concepto $ 5.000.000, pero por la caída en la recaudación, finalmente llegó menos.
La jefa comunal explicó que esos fondos serán empleados en obras de enripiado de calles en los distintos barrios y para completar las obras de pavimentación del acceso a Villa Barberán.

Los fondos de la soja son girados primero a la provincia y luego son transferidos a través de la Subsecretaría de Hacienda del gobierno provincial a los distintos municipios. Estos recursos son los que el gobierno nacional conformó con los recursos no impositivos producidos por la recaudación del derecho de exportación de soja y sus derivados.

La intendenta Ayala recordó que el decreto que creó el Fondo Federal Solidario establece que estos recursos sólo pueden usarse para obras de infraestructura, y que la norma prohíbe expresamente que sean destinados al financiamiento de gastos corrientes, o al pago de salarios.

En Resistencia, el municipio dispuso que los fondos sean utilizados para completar los trabajos de pavimentación en el acceso a Villa Barberán, una obra que era reclamada por los vecinos de la zona. Esa obra, recordó Ayala, forma parte del Plan Estratégico y Plan Director de Obras, e incluye trabajos de iluminación, señalización y desagües. La obra también incluirá la ejecución de rampas para discapacitados, y se contempla la iluminación en toda la extensión de la zona pavimentada.

Parte de los recursos también serán destinados a trabajos de enripiado de las principales calles de distintos barrios de la ciudad, según explicó la intendente, dando prioridad a las calles de tierra por donde circulan las distintas líneas de colectivos.

Diálogo con la oposición

En relación a la demora del Concejo para aprobar el Presupuesto Municipal 2009, y las ordenanzas general tributaria e impositiva, la intendente Ayala dijo que buscará retomar el diálogo con los concejales de la oposición, para buscar la forma de que no se demore más la aprobación de estas normas.

Sin embargo, destacó que con la asunción de María Martina en el Concejo, que le permitió a la Alianza recuperar la banca que había quedado vacante tras el alejamiento de María Alejandra Carballeira, ahora el oficialismo está en condiciones de aprobar con simple mayoría el presupuesto municipal y las ordenanzas general tributaria e impositiva, siempre y cuando no se incluyan la toma de crédito o modificaciones que requieran dos tercios de los votos para su aprobación.

Ayala explicó que si bien el Concejo entró en receso por la emergencia sanitaria dispuesta por la pandemia de gripe A, el presidente del cuerpo tiene facultades para convocar a una sesión especial si así lo considera necesario.

En este sentido, la intendente destacó la necesidad de que no se retrase la aprobación del presupuesto 2009. "Si no nos aprueban el presupuesto, dentro de un mes no vamos a poder cumplir con el pago en término de los sueldos", dijo. "Esto no es porque no tengamos dinero, sino porque no contamos con la herramienta legal y administrativa necesaria para cumplir con ese compromiso, y porque se agota el presupuesto del año pasado con el que todavía esta funcionando el municipio", señaló. "La campaña terminó y hay que dialogar", agregó Ayala.

Comentá la nota