Fondos de la Soja: los amigos son los que más reciben.

Ciervo Petiso recibió 100 mil pesos, y es una de las comunas más pequeñas de la provincia. Completan el extracto al que accedió este diario Basail, Chorotis, Villa Río Bermejito, Vilelas y Napenay.
Un extracto bancario reveló que el Gobierno privilegia a municipios amigos en la distribución de los Fondos de la Soja, que sin ton ni son terminan depositados sin ningún parámetro pese a que está regulado el mecanismo de transferencias.

Los municipios de Chorotis, Basail, Ciervo Petiso, Villa Río Bermejito, Puerto Vilelas y Napenay recibieron proporcionalmente muchos más fondos que los que recibió la Municipalidad de Resistencia, que es el primer distrito de la provincia.

Según los datos a los que accedió Primera Línea, y que fueron aportados por fuentes oficiales -aunque de manera extraoficial, claro- Ciervo Petiso, con una población apenas por encima de los mil habitantes, tiene depositados hasta el día de hoy 100 mil pesos.

Las mismas fuentes, que prefieren mantener el anonimato, indicaron que la provincia del Chaco recibió hasta el momento más de 30 millones de pesos (31.183.618,51 pesos específicamente) pero la capital está muy lejos de alcanzar estas cifras proporcionales.

Chorotis tiene cerca de 1.500 habitantes y recibió ayer 70 mil pesos, lo mismo que Basail con cerca de 3.600 habitantes, Napenay, con 3 mil habitantes, Puerto Vilelas y Villa Río Bermejito.

Otro dato que genera suspicacias es que todos los municipios señalados pertenecen al Frente oficialista, incluso Vilelas y Bermejito, que tiene a dos intendentes que llegaron por la Alianza, Marcelo "Colo" González y Lorenzo Heffner, pero ambos terminaron pasándose a las filas del gobernador Jorge Capitanich.

Para señalarlo de modo emblemático, Resistencia, el principal distrito de la provincia con poco menos de 300 mil habitantes, recibió hasta ahora 200 mil pesos, después de largos tironeos con el Ejecutivo provincial que casi diariamente hacía anuncios de transferencias que finalmente no se concretaban.

Comentá la nota