Fondos para productores no podrán llegar por medio de la Funbapa

Nación entiende que Neuquén y Río Negro deben acordar el modo de envío
BUENOS AIRES (ABA) .- Hace veinte días en la Casa Rosada las caras eran de felicidad cuando la presidenta Cristina Kirchner instruyó a que los 30 millones de pesos pendientes del Plan Frutícola (unos 19 millones para Río Negro y alrededor de 11 millones para Neuquén) sean derivados a los productores en forma de subsidio directo, y no para programas productivos como era el objetivo original del programa.

Junto a la presidenta aparecían en la foto el gobernador rionegrino Miguel Saiz, la vicegobernadora neuquina Ana Pechen, el senador nacional Miguel Pichetto y un par de ministros.

Sin embargo, los días pasan y los fondos no llegan a la Federación de Productores de Río Negro y Neuquén. "Estamos esperando hasta el fin de semana, en las próximas horas saldría una delegación para Buenos Aires y hasta no se descarta un tractorazo", dijo ayer una fuente relacionada con los productores.

Consultado hace unos días en el simposio que se realizó en Paraná del Programa de Servicios Agropecuarios (Prosap), el ministro de Agricultura de la Nación Julián Domínguez, expresó a este diario lo siguiente: "El dinero está para su "disposición inmediata", pero el obstáculo pasa por un dictamen de Asuntos Jurídicos que impide efectivizarlo a través de Funbapa (Fundación Barrera Patagónica) como había solicitado el gobierno de la provincia de Río Negro y en principio los productores".

"Las administraciones de las provincias beneficiarias (Río Negro y Neuquén) tienen que ver el modo en que se haga la transferencia ya que los fondos están, voy a ponerme en contacto con los titulares de las áreas (de Producción) para acordar como se instrumenta", afirmó el titular de la cartera agropecuaria.

Manejo diferente

Otra opción es que la propia Federación pueda recibir de manera directa los fondos. Ocurre que de acuerdo a voceros de la propia Federación, el envío del primer tramo del plan presentó notorias irregularidades al privilegiar la entrega a las comunas justicialistas. Por ello, se intentó que en esta oportunidad el manejo sea diferente.

En otro orden, Domínguez reconoció la lógica preocupación que en el sector frutícola existe por el conflicto comercial con Brasil. "Un grupo de ministros está estudiando cómo se sale de la licencia no automática que está causando tantos problemas", indicó Domínguez.

Comentá la nota