Fondos para el problema habitacional

El Deliberante de Viedma creó un impuesto con cuya recaudación el intendente Ferreira podrá financiar pequeñas obras públicas
El Concejo Deliberante creó ayer un fondo de Desarrollo Habitacional destinado a financiar pequeñas obras públicas, en el que cual se produjeron algunos cruces entre el oficialismo y la oposición, sobre todo por el uso de dinero públicos que acota la Nación a los municipios.

El dinero surgirá del cobro de un impuesto al baldío que ya está percibiendo la comuna. Sin embargo, los ingresos serán direccionados a una partida específica para ese tipo de financiamiento.

Se utilizará el 60% de la recaudación para esos fines, señaló la autora del proyecto, Laura Ramos (PPR), alineada con el intendente radical Jorge Ferreira.

La concejal y la presidenta del cuerpo, Hilda Schllitter (UCR) coincidieron en criticar los procedimientos que emplea la Nación para limitar el envío de remesas coparticipables. Esta última lamentó que "el noviazgo" del gobernador Miguel Saiz con el gobierno nacional "iba a darnos un beneficio, pero parece que no es así".

Al aportar una visión crítica, la peronista Liliana Andaloro, rechazó esa interpretación política; mientras que su compañero de bancada Luis Nievas ironizó que "en todo noviazgo debe existir la fidelidad, por lo tanto Saiz se puso de novio con (el ex presidente Néstor) Kirchner, pero mira con cariño a Cobos".

A su turno, Ariel Gallinger (ARI) expresó sus dudas por el verdadero engrosamiento que tendrá el fondo dado que para el actual ejercicio sólo podrían contabilizarse unos 350.000 pesos que "es muy poco dinero" para obras.

En el transcurso de la votación, cinco radicales aprobaron el proyecto. Aceptaron ir en el mismo sentido Nievas y Gallinger, logrando introducir una modificación sobre el control que ejercerá el cuerpo en su administración. Andaloro mantuvo su total disidencia y votó negativamente.

El fondo acompañará pagos de indemnizaciones por expropiaciones, mejoramiento de las viviendas únicas en sectores con déficit habitacional, préstamos sociales para el mejoramiento de las viviendas en sectores con déficit habitacional y obras de infraestructura.

La agenda de temas se completó con la aprobación -oficialista- de un recargo en la tasa de servicios públicos en unas 2.000 viviendas del Fonavi. Serviría para financiar operativos de higiene urbana que en la actualidad no se están llevando a cabo. En la actualidad, en esos complejos, el nivel de recaudación oscila en un promedio del 30%.

Comentá la nota