Fondos nacionales para Caja llegan en cuentagotas

En un mes y medio la Nación envió sólo el 2% de los 855 millones comprometidos para todo el año 2009. Si las remesas de fondos nacionales continúan en esta dinámica, Córdoba percibirá a fin de año sólo $ 140 millones.
Transcurridos más de 45 días del inicio del año, la Nación sólo envió 17,5 millones de pesos para cubrir el déficit de la Caja de Jubilaciones, el equivalente al dos por ciento de los 855 millones de pesos comprometidos en el Presupuesto 2009, de acuerdo a las últimas cifras oficiales.

Si la Nación continuara con su política de girar fondos por goteo, Córdoba podría recibir menos de 140 millones al cabo de todo el año, una cifra equivalente al 16 por ciento de toda la asistencia comprometida.

Más allá de que la cobertura del déficit previsional rara vez ha seguido un patrón regular, esta vez no sólo hay factores subjetivos que puedan explicar el retraso (como la mayor o menor sintonía política entre la Provincia y el gobierno nacional) sino hechos claramente objetivos, como la fuerte caída de los ingresos de la recaudación nacional, que ha logrado ser disfrazado únicamente gracias a los aportes y contribuciones al sistema integrados de jubilaciones y pensiones.

Es posible que, al igual que el año anterior, Córdoba tenga que salir a reclamar en voz alta el envío de fondos para atender la parte del déficit de la Caja de Jubilaciones que la Nación se comprometió a financiar desde el año 2000, y luego del acuerdo al que se arribó en setiembre pasado, en cumplimiento del discutido pacto de armonización, que inicialmente llevó a un duro enfrentamiento político entre el gobernador Juan Schiaretti y las autoridades nacionales.

La situación se tornó tan grave, que la Provincia tuvo que verse obligada a sancionar una ley de emergencia previsional, que le permitió pagar con títulos de cancelación TCP una parte de los haberes superiores a los 6.000 pesos, en una escala ascendente, según el monto y la edad del beneficiario. Sin embargo, la solución fue sólo parcial, ya que dio lugar a una catarata de recursos de amparo, algunos de los cuales tuvieron curso favorable en la Justicia.

Perdedores y ganadores

Sin embargo, no Córdoba es la provincia más afectada por el retraso en el envío de la plata; Santa Fe, por ejemplo, todavía no recibió un centavo de los 335 millones de pesos presupuestados por la Nación. En cambio, la provincia de Buenos Aires recibió 226 millones y Chaco, 140 millones de pesos. Esta última provincia, gobernada por el ultrakirchnerista Jorge Capitanich, percibió casi el 90 por ciento de los fondos comprometidos para todo 2009. Además, Misiones recibió la mitad de los fondos comprometidos (19 millones sobre un total de 40 millones de pesos). Curiosamente, la Nación todavía no giró fondos a Santa Cruz.

A la fecha, tampoco se habrían registrado mayores avances respecto al pago de la deuda de 1.200 millones de pesos que la Provincia de Córdoba le reclama a la Anses en cumplimiento de la asistencia al organismo previsional, pese al pedido formal realizado por el gobierno en enero último.

Otro de los puntos en que la Provincia deberá apretar el acelerador es en tratar de cerrar la refinanciación parcial de su deuda con la Nación a través del Programa de Financiamiento Ordenado (PAF). Según algunas versiones, el acuerdo podría sellarse esta misma semana. Sin embargo, hasta la edición de ayer, no había novedades.

La Provincia aspira a que el gobierno de Cristina Fernández refinancie 622 millones de pesos, sobre un total de vencimientos superior a los 900 millones. Esta cifra, más los 855 millones que recibiría la Caja de Jubilaciones, podría traer algo de oxígeno a las arcas provinciales, jaqueadas por la baja de la coparticipación de los recursos de origen nacional y la caída de la actividad económica provincial, que repercute sobre la recaudación propia.

Comentá la nota