Fondo sojero: no al pedido para cloacas

El oficialismo rechazó la solicitud presentada por el Frente Progresista y ratificó que el dinero servirá para garantizar los desagües de Aguado y Tucumán. Fardín faltó por un cuadro gripal y obligó a Maina a votar dos veces, luego del empate en cuatro votos. Tildó al proyecto de "demagógico".
Cuando Cristina Fernández anunció por cadena nacional que coparticiparía las retenciones obtenidas por las exportaciones de la soja, jamás supuso el intenso debate político que se desataría en nuestra ciudad, a la cual alguna vez destacó como modelo.

Ayer, la administración kirchnerista se hizo presente en el Concejo Municipal, ya sea por el aporte de fondos para obras de pavimento, veredas, agua potable, iluminación, playones deportivos, entre otras; o por su actuación (junto con la Provincia) ante el dengue o por la llegada de estos dineros. Pero, como nada es tan sencillo, algunas estrategias parlamentarias se evidenciaron ante la sorpresiva ausencia de Víctor Fardín, quien no estuvo en el recinto a causa de un fuerte estado gripal.

Recordemos que el Frente Progresista, el mismo día que el Intendente aceptaba recibir la plata del Fondo Federal Solidario (el de la soja), propusieron destinar los supuestos $ 3 millones de pesos que llegarían para la culminación de las cloacas en los 5 barrios que restan. A los pocos días, hubo una reunión entre los ediles y Perotti, en donde este les informaba que no sería ese el destino.

Pero recién anoche fue público el debate y el encargado de iniciarlo fue Luis Peretti, quien enseguida se hizo cargo de su condición de productor rural: "no estoy de acuerdo con el origen del dinero, es casi un robo", dijo y señaló que las retenciones habían "sumergido al país en una de las peores decadencias de la historia, ha condenado a los pueblos del interior a ser pueblos fantasmas, como cuando cerraron los ferrocarriles.

"Humildemente sugerimos esta finalidad para estos dineros. Se nos dijo que podíamos presentar una ordenanza. Nosotros queremos que se discuta, no queremos imponer. Nosotros seguiremos reclamando al Gobierno provincial por lo que se adeuda. Pero con este dinero más los 4,2 millones de pesos que aparecen en el analítico del presupuesto provincial podemos cancelar la deuda y después discutir los mayores costos", dijo Peretti.

Sierra le salió al cruce: "hacerle creer a la gente que la Municipalidad ya cuenta con el dinero y que por eso tiene la facultad de renegociar con las empresas es mentir. Este es un fondo fluctuante y no se sabe ni cuánto ni cómo se cobrará. ¿Cómo sentarse a hablar con las firmas con estas imprecisiones? Es insólito querer financiar a la Provincia para que esta salve sus ropas ante la larga lista de promesas que se fueron diluyendo. Si se nos ha mentido hasta el momento, ¿cómo creer en las promesas de pago?".

Todo el PJ marcó su "sorpresa" por la postura de Peretti, a quien le reconocieron ser defensor de los dineros públicos rafaelinos y reiteraron constantemente que el demoprogresista afirma que el propio Binner le ha mentido. El longevo edil agradeció lo primero y no hizo mención alguna sobre lo segundo.

Sierra destacó que con el proyecto del Frente se rompía una larga coherencia en este tema que permitía casi llamarla "política de Estado".

Pignoni retrucó y Sierra pidió el debate libre, poniendo en un aprieto a la oposición. Si se lo negaba, tenía los votos suficientes para aprobar el pedido, pero le reprocharían el hecho de que no dejaran al oficialismo expresarse. Si habilitaban a que todos hablen, le daban la chance de un empate al PJ y el eventual desempate en su contra por parte de Jorge Maina.

Finalmente sucedió esto (la primera dentro de la ley, luego de la modificación del reglamento interno), después de que el FPSyC recordara que se habían gastado 8 millones de pesos en la pavimentación de la prolongación de Bv. Lehmann, que en 2005 habían propuesto darle prioridad a las cloacas (esperaban saber cuál iba a ser la postura de Fardín, quien en aquel momento los había acompañado); y de que el PJ insistiera en que se rompía una coherencia, que no se podía negociar con las empresas con tan pocas precisiones y de que insistieran en que el proyecto era "falso", "mentiroso" y "demagógico". Incluso, Maina reiteró algunos de estos conceptos a la hora de la justificación de su voto. "Me equivoqué: en su momento comparé a Binner con De la Rúa. Este actuó así por inepto. El Gobernador lo hace con resentimiento y desidia", dijo Maina.

Pero el debate no terminó aquí: se pasaron dos proyectos de declaración a comisión, pidiendo modificar los porcentajes de coparticipación. Como en las viejas series, anoche faltó sólo la leyenda "To be continued..."

Comentá la nota