Un "fondo de mantenimiento" de $80 mensuales para escuelas rurales

Unos 83 pesos. Ese es el monto que percibirán los establecimientos inscriptos en el Proyecto de Mejoramiento de la Educación Rural (PROMER), fondos que se encuentran destinados según lo dispuesto en una resolución del Ministerio de Educación de la Nación.
Eso al menos se desprende tras hacer las cuentas de lo informado en el decreto 2619/09 publicado en el Boletín Oficial del viernes.

Según este instrumento, la Nación "prevé la transferencia a Salta de la suma de $587.000 destinados a 587 establecimientos seleccionados en 2007 y 2008", en el marco del PROMER.

En el instructivo que se aprueba por el decreto en cuestión se indica que por "única vez", y por el período de un año, los establecimientos recibirán una suma de $1000 para un "fondo de mantenimiento".

El dinero deberá ser destinado a "la ejecución de las acciones de mejoras en las condiciones de funcionamiento de las escuelas rurales para brindar estándares de infraestructura mínima a dichas instituciones y así garantizar su funcionamiento para la comunidad".

Ya en el anexo en el que se aprueba el instructivo por el cual los docentes deberán hacer las rendiciones de los trabajos se explica que este fondo es "un subsidio que tiene por objeto la paliación total o parcial de los recursos necesarios para la contratación de pequeñas reparaciones o la compra o reparación e instalación de algún componente del edificio o sus instalaciones de servicios o seguridad"

El conocimiento de este destino de dinero para el mantenimiento de escuelas rurales sorprendió dado que si bien se pueden destinar a pequeñas refacciones, se conoce que siempre, por las distancias, los trabajos que se hacen en las escuelas rurales (desde el más grande hasta el más mínimo e indispensable), siempre son más altos dadas las distancias en las que se ubican.

Esto repercute en los costos que también son más altos.

Por su parte, el vocero de la Asamblea Provincial Docente, Víctor Gamboa, entendió que "no se puede creer que este tipo de partidas puedan dar soluciones a las necesidades de las escuelas rurales".

Agregó que esta situación demuestra que no existe una política por la cual se quiera tomar con seriedad la problemática de estas instituciones, cuyas necesidades no solo pasan por la infraestructura, sino por otros ítem que hacen a una mejor calidad educativa.

Comentá la nota