Fondo Anticíclico: el Ejecutivo intenta seducir a la oposición

Tras lograr el acuerdo de los intendentes, y con un primer borrador en mano, esta semana el oficialismo se reunirá con los bloques opositores para lograr su apoyo.
El Gobierno comenzará esta semana el "operativo seducción" de los bloques legislativos opositores. El fin es convencerlos de que aprueben el uso del Fondo Anticíclico para enfrentar los posibles coletazos de la crisis internacional en Mendoza.

Con el aval de los intendentes de todos los partidos ya conseguido, y luego de debatir la semana pasada la idea con sus propios legisladores, ahora el gobernador Celso Jaque y los suyos van por la figurita difícil: los hostiles diputados y senadores del cobismo, la UCR y el PD, quienes juntos tienen la mayoría en ambas cámaras.

El argumento oficial es que es necesario cambiar la ley de Responsabilidad Fiscal para que el fondo contemple un destino que hasta ahora no es tenido en cuenta: prevenir una crisis.

"Cuando se creó, el objetivo que tenía era sostener los servicios del Estado en un contexto de crisis absoluta. Nosotros lo que decimos es que deberíamos agregar una función más, la preventiva, que permita usarlo antes de que se registren tres bajas consecutivas en la recaudación de ingresos brutos", explicó el ministro de Gobierno Mario Adaro.

Así, de cumplirse el plan oficial, dicen, se va a poder sostener el ritmo de obra, por ejemplo, y evitar que la desaceleración económica se profundice en la provincia. "Necesitamos que se convierta en un mecanismo ágil y efectivo para usarlo", aclaró Adaro.

Ésta no es la primera vez que Jaque busca modificar el destino de los 185 millones de pesos del Fondo Anticíclico depositados a plazo fijo. A principios de octubre, intentó algo similar al incluir un artículo en ese sentido en el proyecto de ley que destinaba 15 millones de pesos a los municipios.

Pero antes aún, en julio, Jaque ya había hablado del tema: "Yo creo que cuando existen este tipo de recursos lo peor que se puede hacer es no darle a la gente los servicios que necesita y mantener la plata guardada. Si son fondos anticíclicos y el ciclo de crecimiento cambia, quiere decir que se pueden utilizar".

Hace una semana, el Gobernador logró reunir a 13 de los 18 intendentes en Tupungato y obtuvo el apoyo para usar ese dinero para estimular la economía. Fue también allí que les pidió a los opositores que hagan de mediadores con sus legisladores.

"Necesitamos generar políticas, preservar el empleo, para que el crédito no desaparezca, especialmente a los pequeños y medianos productores, y que no desaparezca la obra pública como generadora de empleo", explicó en ese último encuentro, donde se acordó también que los intendentes armaran una comisión para avanzar junto al Ejecutivo en la redacción del proyecto.

Hace unos días, el ministro de Hacienda, Adrián Cerroni, se junto con esa comisión, que integran los peronistas Juan Agulles (Malargüe) y Alejandro Abraham (Guaymallén); los cobistas Gerardo del Río (Rivadavia) y Mario Abed (Junín), y el demócrata Omar Parisi (Luján), para elaborar el primer borrador.

En el cónclave se contempló la posibilidad de asignarle cuatro destinos específicos al dinero en cuestión: capitalización del Fondo para la Transformación (para otorgar créditos de promoción a empresas); equipamiento y obra pública (bienes de capital); educación, salud y seguridad y -además- municipios. También quedó claro que estará expresamente prohibido el uso en gastos corrientes (sueldos y pago de proveedores).

De esta forma, este proyecto complementaría el paquete anticrisis que también integra la ley impositiva que el viernes envió el Ejecutivo a la Legislatura. Ésta incluye rebajas impositivas y de aportes patronales a las empresas que inviertan en la provincia y generen nuevos puestos de trabajo.

Comentá la nota