Fogonean reforma que cedería a Lunghi y a cada Intendente hasta adelantar las elecciones de 2011

Hay otros puntos vinculados a las responsabilidades administrativas de los intendentes y la facultad de los municipios para poder disponer inhibición de bienes a deudores de tasas. Y se prevé también que las comunas podrían contraer préstamos sin la autorización de la Provincia.
Un grupo de intendentes bonaerenses del oficialismo está empujando un proyecto de fuerte impacto político, que apunta a que se les otorgue la atribución de fijar la fecha de elecciones en sus distritos.

De concretarse, inclusive los intendentes de la oposición incluido Miguel Lunghi, podrían determinar hasta un adelantamiento de las elecciones ejecutivas previstas para la primavera de 2011 en todo el territorio bonaerense.

Si así fuera, podrían desdoblarse los comicios, de manera que los vecinos elegirían a su intendente y sus concejales en fechas distintas de la elección de presidente, gobernador y legisladores provinciales.

Actualmente, como se sabe, la convocatoria a elecciones la dispone el Poder Ejecutivo provincial, que establece una única fecha para los cargos provinciales y municipales, y la puede hacer coincidir o no con los comicios nacionales.

En ese contexto normativo, la idea de desvincular las elecciones municipales del resto es un viejo anhelo de quienes piensan que, de esa forma, se potenciarán las gestiones locales, porque ya no entraría en juego el "efecto arrastre" de candidatos provinciales y nacionales que muchas veces terminan incidiendo con fuerza sobre las listas municipales, favoreciéndolas o perjudicándolas, pero casi siempre determinando el resultado.

Ahora, esta propuesta se enmarca en una reforma integral de la Ley Orgánica de las Municipalidades que está impulsando, entre otros, el intendente de Berazategui, Juan José Mussi, y que ya recibió el apoyo de varios de sus pares.

Asimismo, en el proyecto se plantea que las asunciones de los intendentes coincidan con el inicio del año, es decir, el 1 de enero. Así, se cambiaría la tradicional fecha de asunción que es el 10 de diciembre.

Mussi ha elaborado una voluminosa carpeta que incluye antecedentes y propuestas y que, según trascendió, distribuyó en la reunión que la semana pasada mantuvieron los jefes comunales de la Tercera Sección con el ex presidente Kirchner. Pero dio un paso más cuando aprovechó un encuentro con el gobernador Scioli, hace unos días, para distribuir el material entre unos 50 jefes comunales del oficialismo.

Inhibición de bienes

y acceso al crédito

también, en agenda

Pero si bien el tema electoral surge como el más fuerte de la reforma que se empuja, hay otros vinculados a las responsabilidades administrativas de los intendentes y la facultad de los municipios para poder disponer la inhibición general de bienes a deudores de tasas sin la intervención de la Justicia. Y se prevé también que las comunas podrían contraer préstamos sin la necesidad de contar con la autorización de la Provincia.

Otro punto de la reforma impulsada tiene que ver con la responsabilidad patrimonial de los intendentes en relación a los actos de gobierno que se ejecutan en su administración. Así, se propicia que los jefes comunales sólo tengan "responsabilidad política", mientras que los cargos de "responsabilidad económica" recaerían sobre los secretarios del gobierno que autorizan erogaciones.

Este planteo tiene que ver con que cuando el Tribunal de Cuentas examina las rendiciones anuales de las municipalidades y determina irregularidades, hace responsables patrimonialmente en forma solidaria a intendentes, contadores, tesoreros y jefes de compras.

Pero con el cambio impulsado los intendentes ya no serían pasibles de multas y otras sanciones pecuniarias como dispone habitualmente el Tribunal de Cuentas.

También se propone ampliar las competencias de los concejos deliberantes para legislar en temas de "interés municipal" y "bienestar social de la comunidad" y se quita la necesidad de contar con mayorías absolutas en estos cuerpos legislativos para aprobar temas de gestión.

El anteproyecto de Mussi será debatido en los próximos días por intendentes de la Primera Sección y podría terminar formando parte de la reforma política bonaerense que se abordaría en los próximos meses.*

Comentá la nota