La flota argentina capturó 908 mil toneladas de pescados y mariscos

Las últimas cifras oficiales indican que este año los desembarques de merluza, calamar y langostino llegaron a las 560 mil toneladas. De esa cifra, unas 258 mil corresponden a merluza, que en su mayoría fueron desembarcadas en Mar del Plata.
La flota pesquera argentina capturó este año 908.322 toneladas de pescados y mariscos, según las últimas cifras de desembarques difundidas por la Subsecretaría de Pesca de la Nación, actualizadas hasta el viernes pasado.

El número es relativamente similar al de 2007, cuando los desembarques totales llegaron a las 916 mil toneladas.

Las tres principales especies que aportaron volumen a las capturas fueron la merluza hubbsi, el calamar y el langostino que, sumadas representaron unas 560 mil toneladas.

En cuanto a los desembarques de merluza, durante 2008, llegaron a los puertos de todo el país 258 mil toneladas, cifra que roza la captura máxima permisible autorizada por la Subsecretaría, que había sido establecida en 266 mil toneladas.

En comparación con la temporada anterior, este año los desembarques de merluza fueron levemente inferiores, ya que en 2007 la cifra había sido de unas 280 mil toneladas. La reducción en los desembarques, sin embargo, no resultó tan pronunciada como se lo había pronosticado en un principio. Por el contrario, el nivel de capturas aseguró una actividad constante durante todo el año.

El puerto que más merluza recibió fue el de Mar del Plata, con casi 163 mil toneladas de desembarques de esta especie.

En cuanto al calamar, las capturas llegaron a las 255 toneladas, un número relativamente bueno, que sin embargo, no se tradujo en grandes beneficios para el sector. Es que desde hace varias temporadas el precio internacional de esta especie se encuentra en niveles muy bajos mientras que la demanda permanece retraída, sobre todo, tras la crisis financiera internacional.

Algo similar ocurrió con el langostino. Según la Subsecretaría de Pesca de la Nación, hasta el pasado viernes 16 se habían capturado más de 45 mil toneladas. Pero el crustáceo argentino, además de tener problemas de precios, encontró en el extranjero fuertes competidores, sobre todo, en el camarón de cultivo, que se obtiene con menores costos.

Comentá la nota