Flota amarilla de Caleta Paula posibilita mantener fileteros

Los barcos de pesca de costa que operan desde el puerto Caleta Paula continúan suministrando mercadería a la planta procesadora de Barillari. Ello posibilita mantener la fuente laboral de unos 400 fileteros nucleados en cooperativas que habían quedado desocupados debido a que esa empresa afronta un concurso preventivo de acreedores.
El representante de los armadores de la flota amarilla, Luis Jones, recordó que "ante el problema suscitado en la empresa Barillari, donde los trabajadores de cooperativas quedaron desocupados, la flota artesanal del Puerto Caleta Paula comenzó a suministrar mercadería al personal para que lo puedan elaborar dentro de la misma planta, procurándose mantener en actividad a la gente y de esta manera minimizar el problema social".

"Cuando Barillari presentó convocatoria –acotó-, no efectuó los pagos del personal que está bajo su dependencia y a empleados de la cooperativa que son aproximadamente 400 personas".

Al mismo tiempo, citó que esa empresa "no tiene permiso de pesca de la Provincia de Santa Cruz dado que tiene una deuda de alrededor de 3 millones de pesos en concepto de multas y aranceles".

Jones reconoció además que "los puestos laborales se están manteniendo en forma muy baja, pero todos seguimos trabajando para subsanar el problema de abandono que sufrió el personal por parte de la empresa hace ya muchos", lo cual derivó en numerosas marchas de protesta y otros conflictos sociales que en parte fueron aliviados con el pago de subsidios.

INSTANCIAS LEGALES

A todo esto, un informe suministrado por el gobierno provincial señala que Barillari SA se presentó en concurso preventivo, habiéndose dictado la apertura del mismo con fecha 15 de diciembre de 2008 en el Juzgado Nacional de 1ra. Instancia en lo Comercial Nº 16, de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Al ser notificada de dicha apertura concursal, la Fiscalía de Estado de Santa Cruz, con fecha 23 de marzo, se presentó en el concurso preventivo de dicha empresa y solicitó la verificación ante la sindicatura de un crédito a favor de la Provincia por la suma de $ 2.050.498.

La suma reclamada por la Provincia a Barillari –destaca el informe-, surge de las multas, cánones de pesca y costas impuestas a la empresa en diversas actuaciones administrativas labradas por la Subsecretaría de Pesca.

Las multas impagas rondan aproximadamente el 50% del monto reclamado y se originan en diversas infracciones de sus embarcaciones, básicamente por realizar actividad de pesca en zona de veda, siendo su accionar reiteradamente reincidente.

Comentá la nota