Florencio Randazzo almuerza con Emilio Monzó, el regreso de Berni y la jubilación de Miguel Pichetto

Florencio Randazzo almuerza con Emilio Monzó, el regreso de Berni y la jubilación de Miguel Pichetto

Por los pasillos

Buen provecho

Aníbal Florencio Randazzo volvió a la escena política cuando sonó como un posible ministro de Transporte de Alberto Fernández. Desmentida de inmediato la especie por el entonces candidato presidencial del Frente de Todos, y más allá de un largo almuerzo entre los dos peronistas en el cool Hotel Faena, Randazzo desapareció del radar político una vez más. Sin sonar con fuerza para algún rol destacado en la futura gestión presidencial del FdT, el ex ministro de Cristina se mostró en público fuera de su zona de operaciones habitual, que es el Palacio Raggio (coqueto petit hotel del porteño barrio de San Telmo) y un restó de moda, a metros de ese palacete porteño. Ahora, se movió de su zona de confort y fue hasta la Recova de Retiro, un lugar para nada desdeñable donde los restoranes son reducto de la más elevada rosca política.

Alberto Fernández y Florencio Randazzo en un café durante la campaña electoral 2019

Por eso, sorprendió esta “retour” del hombre de Chivilcoy, quien se sentó a degustar unos pescados, unas carnes y unos buenos tintos con viejos amigos del peronismo bonaerense. Alrededor de la misma mesa se sentaron Emilio Monzó (presidente de la Cámara de Diputados por el macrismo y que no toma vino), Sebastián García De Luca (viceministro de Rogelio Frigerio y todo un sommelier) y Marcio Barbosa, secretario General de Diputados y fiel colaborador de Monzó. En esta cita entre viejos amigos de la Provincia se habló mucho del futuro gabinete de Alberto Fernández, se repasó el cierre de ciclo presidencial de Mauricio Macri y no se dejó de tocar el tema de la elección municipal de Chivilcoy, tierra natal de Randazzo, donde la candidata peronista perdió, más allá de que recibió -en persona- el apoyo de Fernández y Florencio, todo un crédito electoral en la cuarta sección electoral bonaerense, hasta el día de hoy. Volver, con la frente marchita, las nieves del tiempo platearon mi sien…

Florencio Randazzo, Daniel Scioli y Emilio Monzó, en 2012 (DyN)

Saludo UnoNewsletters Clarín Lo que tenés que saber hoyLas noticias más importantes del día para leer en diez minutos

RECIBIR NEWSLETTER

Uno que sí quiere volver es Sergio Berni, el ex secretario de Seguridad de Cristina Kirchner. El militar y médico no tiene lugar en la futura administración nacional de Alberto Fernández, donde no critican al ex funcionario pero donde reniegan del estilo “exuberante” del ex secretario, quien supo aparecerse a bordo de helicópteros en cortes de ruta piqueteros, estilo llamativo que Don Alberto F. prefiere no tener en su futura gestión. Pero donde sí suena Berni es en un eventual gabinete de Axel Kicillof, pues el electo gobernador no tiene un referente claro para Seguridad, más allá de que sonó el nombre de Cecilia Rodríguez, también una ex referente de Cristina en el rubro. Pero el nombre de Berni -quien supo aparecerse en el departamento de Alberto Nisman en la misma noche de su muerte- es resistido por muchos intendentes de la provincia de Bs. As., quienes quieren en el cargo de ministro de Seguridad a alguien que conozca bien el distrito más grande del país y que pueda lidiar tanto con la Policía Bonaerense como con las policías locales, que hoy están en un limbo, tras la gestión de María Eugenia Vidal. Un gendarme a la derecha...

Sergio Berni. Foto Néstor García

Expediente en marcha

En tanto, en el Senado de la Nación hay conmoción: se jubila Miguel Ángel Pichetto. El inoxidable senador por Río Negro termina ahora su mandato y ya no seguirá en la Cámara alta, donde supo ser jefe amo y señor durante muchos años. El eterno jefe del bloque peronista se corrió de ese cargo este año, cuando pegó el salto a “Cambiemos”, se coronó como candidato a vice de Mauricio Macri y así, la alianza gobernante trocó su nombre a “Juntos por el Cambio”. Pero ahora, Pichetto se va del Senado y por eso consultó sobre el estado de su expediente de jubilación, que inició el 07/11/2016 y que está en estado de “Espera de cese de actividades”.

Expediente de jubilación de Miguel Ángel Pichetto

Ahora, el 10 de diciembre, cuando finalice su mandato senatorial, el trámite se activará y estará como Elisa Carrió, en estado de goce jubilatorio. Pero con un detalle a atender:más allá de que pueda gozar de su haber jubilatorio, podría recalar en la AGN(Auditoriía General de la Nación), donde Macri lo quiere a su ahora fiel ladero. Un dato no menor: el actual Auditor General. Oscar Lamberto también está jubilado, lo que alienta la posible llegada de Pichetto. House of cards...

Coment� la nota