Flexibilizan medidas de la emergencia sanitaria en Pinamar

El Ejecutivo autorizó la apertura de los spa, natatorios, cines, teatros y otros espacios que habían sido cerrados. Se extremarán las condiciones higiénicas en los centros receptores de turismo.

PINAMAR (Corresponsal).- El municipio de Pinamar dio marcha atrás, reclamo del sector privado mediante, y modificó el decreto que había dispuesto la emergencia sanitaria en la ciudad. De esta manera se flexibilizaron las medidas ordenadas por el gobierno comunal que implicaban el cierre de espacios públicos y rubros comerciales durante 15 días en el marco del alerta generado por la epidemia de la gripe A y el riesgo de contagio con la llegada de turistas.

El intendente municipal Rafael De Vito ordenó la corrección del texto a partir del consenso al cual arribó con empresarios y comerciantes luego de varias reuniones con el comité de crisis sanitaria de la localidad. "Se decidió modificar el artículo 3º del acto administrativo… teniendo en cuenta que ha bajado el índice de consultas por supuestos casos de gripe A en el ámbito del Partido de Pinamar", se indicó en el nuevo decreto. De este modo se otorgó "flexibilización a las actividades en los sitios públicos y rubros comerciales que seguidamente se detallan, de acuerdo a la propuesta del Comité de Crisis elevada en base a los protocolos presentados en esta comuna por comerciantes del partido de Pinamar: cines y teatros, natatorios, spa y gimnasios". A su vez se dispuso una serie de medidas generales para garantizar la higiene y prevención. Para ello se ordenó "mantener una distancia mínima de un metro entre personas mientras que en todas las áreas compartidas por más de una persona deberán asegurarse las condiciones de ventilación adecuada, contar con dosificadores para manos de alcohol en gel o pulverizador con alcohol etílico diluido al 70 por ciento". Por otro lado, los establecimientos "deberán contar con la señalización y cartelería correspondiente a medidas preventivas del lugar de trabajo para gripe A (H1N1)".

Además, el propietario tendrá que asegurar que sus empleados "se encuentren en buenas condiciones de salud y ante la presencia de algún síntoma (tos, estornudo, fiebre, malestar, etc.) deberán consultar inmediatamente al médico, para evaluar su estado de salud y permitir su continuidad en el área laboral". Sobre este punto se indicó que "el personal que realice tareas de limpieza y desinfección deberá estar provisto de los elementos de protección personal adecuados (ropa protectora, guantes y barbijos descartables, que serán eliminados luego de finalizada la actividad) ya que se utilizan sustancias irritantes".

Condiciones

En particular para los cines y teatros, además de las medidas propuestas por la Federación Argentina de Exhibidores Cinematográficos, se deberá "ampliar el tiempo entre funciones, que deberá ser como mínimo de 60 minutos, teniendo en cuenta los tiempos de recambio de espectadores y tiempo necesario para la limpieza y desinfección de las salas". Respecto a la hotelería, hospedajes, apart y departamentos con servicios se adhiere al protocolo de sanidad hotelera. Allí se detalla que se entregará al ingreso de los huéspedes folleto ilustrativo con medidas preventivas contra el virus de la influenza, en todas las áreas públicas habrá dosificadores para manos de alcohol en gel o pulverizador con alcohol diluido al 70 por ciento, se propiciará sin costo extra el room-service alentando la menor concurrencia en lugares comunes, los turnos del spa se harán en forma individual con desinfección y ventilación total del ambiente entre cada turno. Por último, en los gimnasios el factor de ocupación deberá ser de una persona por cada diez metros cuadrados y se procederá a la ventilación continua del ambiente, limpieza y desinfección de las instalaciones luego de cada turno.

Comentá la nota