"Flamarique, muy suelto de cuerpo, dijo: ´para los senadores, tengo la Banelco´"

"Flamarique, muy suelto de cuerpo, dijo: ´para los senadores, tengo la Banelco´"
El líder de la CGT oficial, Hugo Moyano, aseguró que en el año 2000 y antes de aprobarse la ley de reforma laboral, el entonces ministro de Trabajo Alberto Flamarique le dijo: "Para los senadores tengo la Banelco".

Así lo reiteró este mediodía el líder sindical al declarar por más de dos horas como testigo en el juicio por supuestos sobornos en el Senado que tiene como principal imputado al expresidente de la Nación Fernando de la Rúa.

"Flamarique muy suelto de cuerpo dijo ´para los senadores tengo la Banelco´", según Moyano en una reunión a fines de enero de 2000 en una cena en Obras Sanitarias en la que -según detalló- también estuvieron presentes el líder gremial de los taxistas Omar Viviani; el entonces titular de la UTA, Juan Manuel Palacios; el exlíder de la CGT Saúl Ubaldini, y la cual había sido convocada por el Rubén Pereyra, entonces secretario de la Federación Nacional de Trabajadores de Obras Sanitarias.

Pero Moyano aclaró que en ese momento no le dieron trascendencia a los dichos de Flamarique, sino meses más tarde cuando en los medios se empezó a hablar de un supuesto pago de sobornos.

La ironía de Moyano se coló en varios tramos de su declaración, incluso cuando uno de los abogados le preguntó si en esa cena habían tomado vino: "¿Que vamos a comer un asado sin vino?".

Moyano contó que en el encuentro se discutió la ley de reforma laboral, de la cual él estaba en contra, y que Flamarique hizo esa afirmación cuando evaluaron que la norma iba a ser aprobada en diputados pero no en el Senado, donde tenía mayoría el peronismo.

El líder de la CGT estuvo acompañado por seguidores en el interior de la Sala de audiencias, entre ellos su hijo Pablo Moyano, y desde temprano un nutrido grupo del sindicato de camioneros se hizo sentir desde la puerta de Tribunales con cánticos y bombos que incluso se escuchó durante el debate.

En su declaración, Moyano aseguró que esa ley era perjudicial para los trabajadores porque entre otras cosas eliminaba los contratos colectivos de trabajo.

Según el gremialista, la ley de reforma laboral fue una imposición del Fondo Monetario Internacional (FMI), y ante preguntas de la fiscal Sabrina Namer cómo le constaba, Moyano categórico respondió: "no fue un reclamo, fue una imposición, y era de público conocimiento si hasta muchos funcionarios se encargaban de decirlo".

En varias ocasiones Moyano fue irónico, y sobre todo cuando le preguntaron por su exaliado y ahora diputado oficialista Héctor Recalde, aunque omitió referirse al Gobierno Nacional.

"Me parecía que lo conocía bien" a Recalde, sostuvo Moyano, cuando le preguntaron cuál era su vínculo con el ahora diputado.

La defensa de Flamarique, a cargo del abogado Carlos Varela Álvarez, le preguntó si al momento de hacer pública la acusación sobre la Banelco Moyano tenía pretensiones de ser el líder de la CGT.

Moyano sí reconoció que lo habían postulado como titular de la CGT disidente, y aclaró: "prefiero estar del lado del laburante y no de una candidatura".

"Esto me pasó históricamente y ahora también", agregó, provocando el aplauso de la veintena de seguidores que lo escuchaban atentos en la sala.

El juicio por supuestos sobornos en el Senado tiene como principal imputado al expresidente De la Rúa, a quien se acusa de ordenar el pago de unos cinco millones de pesos de una cuenta de la SIDE para pagar a senadores del PJ y que éstos aprobasen la polémica norma.

Como lo hizo semanas atrás para reclamar la reapertura de la causa por el asesinato del sindicalista metalúrgico José Ignacio Rucci, el camionero llevó a la puerta de Comodoro Py 2002 a centenares de afiliados.

La causa tendrá esta semana otros testimonios considerados fundamentales para la investigación. Mañana deberá declarar el expresidente Eduardo Duhalde, en tanto que el jueves lo harán Héctor Recalde, diputado nacional y exabogado de la CGT; Jorge Sappia, exviceministro de Trabajo, y Eduardo de la Rúa (primo del expresidente Fernando de la Rúa y sindicado como uno de quienes presuntamente quedaron a cargo de reunir el dinero que debía ser destinado a los sobornos).

El juicio tiene como imputados a Fernando de la Rúa, Flamarique, el exsecretario parlamentario Mario Pontaquarto y los exsenadores Alberto Tell, Remo Constanzo, Augusto Alasino y Ricardo Branda.

Coment� la nota