“Flaco, en la CGT me van a matar”

En el acto por la reelección del camionero, el presidente del PJ le dijo que el reconocimiento de las dos centrales es inevitable. Yasky pedirá al Gobierno que decida “pronto”.
Risas a la vista. Kirchner y Moyano, el viernes en el acto en Necochea en el que fue reelegido el camionero. En ese contexto se produjo el diálogo.

El escenario parecía justo el contrario: Néstor Kirchner apoyó el viernes con su presencia y un discurso encendido una nueva reelección de Hugo Moyano al frente del sindicato de los camioneros, durante un acto en el camping gremial de la ciudad de Necochea. Pero detrás de la escena, más allá de los abrazos y los elogios mutuos, ocurrió un diálogo frío y cortante entre el ex presidente y el jefe de la CGT. Kirchner le “avisó” a Moyano que el Gobierno considera que en el corto plazo la CTA consiga su personería jurídica, según revelaron a Crítica de la Argentina fuentes del entorno presidencial. “Hugo, es inevitable”. El camionero se mostró sorprendido ante Kirchner y lanzó una frase temeraria, siempre según la versión que difunde la Quinta de Olivos: “Flaco, en la CGT se van a enojar. Me van a matar”, contestó el camionero, dando a entender que si la CGT debe relegar el privilegio de ser la única central de trabajadores legal del país, él dejará de ser el garante de la paz política de los gremios más importantes con la Casa Rosada.

La versión oficial, que por ahora no se hará pública, es que la CTA se amparará en el fallo de la Corte Suprema para insistir con su personería jurídica ante el Ministerio de Trabajo. Si ese pedido vuelve a ser rechazado, algo que ocurrió de manera sistemática en los últimos cinco años K, la CTA se presentará ante la Justicia.

En la Casa Rosada están convencidos de que los jueces terminarán por darle la razón a la central obrera que hasta hoy se presenta como alternativa. Según los cálculos de los operadores judiciales del Gabinete, eso podría ocurrir antes de fin año. Es por eso que ya preparan el escenario e intentan calmar las posibles tensiones que eso generará con Moyano.

La CGT había pedido “una solución política” para darle un límite al fallo de la Corte, un pedido abstracto que no llegó a nada concreto. “No sabemos qué hacer”, confesó un ministro ante este diario, a la vez que admitió que si la CTA consigue su personería se trataría de un golpe muy fuerte en contra de Moyano, al que deberán compensar de alguna manera: “Estamos analizando qué hacer”, dijo un dirigente con acceso directo a Olivos y la Casa Rosada, los dos ámbitos del poder K.

Por estos días, el matrimonio presidencial necesita más que nunca de Moyano, su principal aliado contra el empresariado que agita los despidos, bajas salariales y suspensiones de personal como única salida a la crisis económica que llegó del extranjero al país y que se profundizará de aquí en más.

El secretario general de la CTA, Hugo Yasky, confirmó a este diario que en los próximos diez días hábiles los abogados de su central pedirán que se incluya el fallo de la Corte Suprema que determina la libertad sindical en el expediente que tramite la personería jurídica de la CTA en el Ministerio de Trabajo, a la vez que reclamarán un pronto despacho sobre el tema. Además, la CTA girará el fallo de la Corte a la Confederación Sindical de las Américas y a la Organización Internacional del Trabajo (OIT). “Vamos a esperar que el Ministerio de Trabajo se expida para evaluar nuestras respuestas. Por supuesto, no descartamos ir a la Justicia”, explicó Yasky. Hasta ahora, más allá de una reunión formal con Tomada, Yasky no mantuvo contactos con ningún funcionario del Gobierno.

Distintas fuentes de la CGT descartaron que los Kirchner estén pensando en otorgarle la personería a la CTA, e incluso desmienten, siempre de manera informal, que el Presidente se lo haya adelantado a Moyano durante el acto en Necochea. Crítica de la Argentina intentó comunicarse con el camionero para conocer su posición, pero éste no respondió los llamados. Moyano recibe por estos días críticas de los llamados “Gordos” de la CGT, quienes lo acusan de no haber previsto como era debido que la Corte Suprema sacaría el fallo que pone en crisis a más de medio siglo de organización sindical a la manera peronista.

El viernes por la noche, con la presidenta Cristina de gira por el norte de África, Kirchner reunió a un puñado de funcionarios de confianza en la Quinta de Olivos y, además de hablar de fútbol, pasaron parte de la reunión analizando la situación CGT-CTA. Ninguno de los asistentes salió de ese encuentro con certezas sobre el panorama sindical que comienza a delinearse.

Scioli es Flash

El viernes, al gobernador bonaerense, Daniel Scioli, se le juntaron dos eventos: el acto de Hugo Moyano y Néstor Kirchner en Necochea y la Copa Davis en Mar del Plata. Scioli lo solucionó rápido: cubrió los 124 kilómetros que separan las dos ciudades en helicóptero para estar presente cuando llegara Kirchner al aeródromo necochense. Lo vio, le dio la mano y voló de regreso.

Comentá la nota