Fisuras entre productores lecheros por la ayuda prometida por Cristina

La mayoría de las bases de la Cámara de Productores Lácteos de Córdoba se opuso al subsidio por considerarlo insuficiente y coyuntural. De todos modos, dos de sus titulares suscribieron la iniciativa y fueron duramente criticados por su pares.
Mientras la mayoría de los miembros de esa entidad expresó su rechazo a la iniciativa por considerarla insuficiente, unilateral y coyuntural, dos de los titulares de la misma -el presidente Juan Melchor Trossero y el protesorero Diego Manavella- firmaron el convenio.

Esa actitud desató una avalancha de críticas de los tamberos, algunos de los cuales tildaron de "traidores" a los dirigentes que suscribieron el subsidio.

Con un tono más contemporizador, aunque crítico, el vicepresidente segundo de Caprolec, Carlos Ceballos, dijo a Cadena 3 que Trossero y Manavella "no son malas personas, pero lamentablemente no supieron respetar la posición de la mayoría".

En este contexto, denunció que los dirigentes lecheros fueron presionados desde el Poder Ejecutivo nacional durante la noche del miércoles y la mañana de este jueves para que aprobaran la iniciativa.

Al respecto, subrayó que este nuevo subsidio no se trata de un "acuerdo", sino de unamedida unilateral del Gobierno, y explicó que el mandato que recibieron los representantes de esa cámara era que "se evaluara con más tiempo" la propuesta.

"Querían que fuera algo más serio", remató.

Comentá la nota