Fiscalización de artesanos para la feria de Semana Santa

La Dirección General de Cultura y Educación del Municipio de Tandil a través de su área de Promoción Cultural, convoca a todos aquellos artesanos que proyecten participar en la próxima Feria Artesanal de Tandil en Semana Santa 2009, a la fiscalización a realizarse los días 25 y 26 del corriente mes.
El martes 25 de noviembre se fiscalizará a los artesanos locales y el miércoles 26 se hará lo propio con los artesanos foráneos, ambos días en el horario de 8 a 18, en la Escuela Municipal de Teatro, hall central de la Estación Ferrocarril de Tandil, Av. Colón al 1600.

Cabe destacar que esta convocatoria obedece a una serie de sustanciales modificaciones que se han comenzado a producir en la organización de esta feria que en cada edición, desde hace algo más de 25 años, concentra el interés de los miles de peregrinos y visitantes que eligen nuestra ciudad para la celebración de los actos litúrgicos de la Fe Cristiana.

Atendiendo a sugerencias y solicitudes de varios de los artesanos y manualistas que año a año concurren a la Feria de Semana Santa, se procura optimizar el desarrollo de la misma, es por ello que se ha elaborado un nuevo reglamento. Los interesados pueden ingresar al sitio Web www.cultura.tandil.gov.ar o realizar consultas vía correo electrónico a promocioncultural@tandil.gov.ar

Se dispondrá de un predio ferial montado previamente a los cuatro días de duración del evento, con puestos de una dimensión efectiva de 2m. x 2m. de frente, una profundidad de 1,50 m. con un fondo de 2m. x 1,90 m., con caída para desagüe pluvial, con la tabla de exposición correspondiente.

Armado en módulo de 4 puestos y vinculados éstos a un módulo general de 12 puestos consecutivos, con pasillos equidistantes de 4 m., donde se dispondrán también elementos para depósito de residuos, los puestos contarán con tomas de electricidad y dos portalámparas cada uno y tendrán cobertura de lona plastificada e impermeable en los módulos consecutivos de a 4 mencionados. Dichos puestos estarán incluidos en el costo del canon, tanto para los artesanos foráneos como para los locales.

A criterio de la organización, que pretende unificar aspecto y funcionamiento en una feria que atrae la atención y aceptación del público como pocas en este medio desde el inicio de su desarrollo en la década de los 80, se pretende garantizar la calidad de los productos ofrecidos. Asimismo, mediante la fiscalización pertinente, sumada a contar con un predio con puestos unificados, dispuestos en módulos, todos de un mismo color y material, con una cantidad de puestos ya prevista entre 240 a 280, se dará una mayor prestación a la oferta de cada feriante.

Cabe destacar que cada artesano deberá optar por un puesto determinado el día de la fiscalización, cuando abone el 50% del canon establecido.

La carpa de la Dirección General de Cultura y Educación que se monta todos los años, estará al servicio del feriante para evacuar todas sus inquietudes y las del público en general.

Comentá la nota