Dos fiscales iniciaron la investigación

Interviene la Justicia para establecer si hubo delitos durante la violenta toma del Concejo Deliberante.

El fiscal de turno Mariano Moyano y el de flagrancia, Pablo Viñas, se constituyeron ayer en la Municipalidad y comenzaron a investigar los delitos que podrían habrían quedado configurados durante la toma del Concejo Deliberante.

Los fiscales tomaron declaración testimonial a funcionarios y empleados municipales que presenciaron los hechos, así como también al personal policial que intervino.

Si bien la causa hasta el momento no está caratulada, las primeras diligencias indican que se habrían constatado hechos que podrían configurar "daño agravado, lesiones y resistencia a la autoridad".

Fuentes judiciales señalaron que al menos dos policías y otros tantos empleados de la Municipalidad experimentaron lesiones durante el hecho. Ahora la Justicia aguarda los informes médicos para tipificar qué tipo de heridas sufrieron las víctimas. Según trascendió, uno de los policías habría sufrido una fractura en una mano, circunstancia que, de confirmarse, redundaría en la calificación de "lesiones graves".

Por otra parte, los fiscales procuran acreditar el tiempo de duración de la toma a efectos de establecer si esa conducta se encuadra dentro de la figura de "usurpación de propiedad".

En las próximas horas la Justicia requerirá a los medios de comunicación los videos y fotos obtenidos por la prensa durante la toma con el propósito de identificar a los responsables.

Otro de los objetivos de la investigación es determinar si los periodistas, camarógrafos o reporteros gráficos fueron obligados a permanecer dentro del recinto contra su voluntad, conducta que podría derivar en imputaciones por "privación ilegal de la libertad"

Comentá la nota