Fiscal de Quilmes será el nuevo titular del Servicio Penitenciario Bonaerense

La renuncia presentada ayer "por motivos personales" del titular del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB), Fernando Díaz, podría ser el primer paso de una reestructuración pensada por el ministro de Justicia Ricardo Casal.
Lo sucederá en el cargo el fiscal de juicio de Quilmes Javier Mendoza.

Díaz presentó su dimisión semanas después de un pedido de renuncia efectuado por el propio ministro. Últimamente, el funcionario saliente había quedado en el foco de atención cuando se difundieron imágenes sobre el violento "bautismo" al que había sido sometido un agente penitenciario.

Díaz habló de motivos personales y afirmó que se va "en un muy buen momento" de la institución. Explicó que deja el cargo para "volver un poco a casa donde me están reclamando hace tiempo, y a la profesión libre".

Agregó que la situación carcelaria "ha mejorado muchísimo en los últimos tiempos" y dijo que "dentro de los penales bajó mucho la violencia entre los propios detenidos". "En los últimos años no se produjeron motines, la gente que accede al estudio estando presa se duplicó, y se multiplicó por diez la cantidad de trabajadores dentro de los penales", resumió.

Según se supo, Casal le había pedido la renuncia para reestructurar el SPB. Esa versión convive con otra, que indica que sería posible la salida del propio ministro, aunque en su caso para saltar a otro cargo clave . Díaz estaba en el cargo desde hacía 5 años. Su gestión atravesó varias acusaciones de anomalías, como el incendio mortal en la unidad de Magdalena y la autorización para salir de prisión al ex comisario Alfredo Fanchiotti, condenado por la llamada "masacre de Avellaneda".

Comentá la nota