El fiscal pidió que David vaya preso por enriquecimiento

"La sociedad no compra papelitos de colores". Esto lo afirmó Sergio David, después de dos horas de alegatos en el juicio que se le sigue por enriquecimiento ilícito y omisión maliciosa de su incremento patrimonial a la hora de presentar las declaraciones juradas como director de Deportes.
A las 9.10, cuarenta minutos después de la hora prevista, los jueces Eduardo Olmos, Abel Depetris y Carlos Mattei ocuparon sus sillones en la sala de audiencias de la Cámara del Crimen Nro. 2 de Santa Rosa y dio comienzo la última audiencia del juicio contra Sergio David.

Lo acompañaba al ex director de Deportes su abogado, el defensor general subrogante Enrique Fazzini y frente a ellos el fiscal Jorge Amado.

Además de los periodistas, también estuvieron presentes familiares de David.

Como conclusión de la etapa de recepción de pruebas, se procedió a la incorporación de una gran cantidad aportada por las partes, en su mayoría informes de la Fiscalía de Investigaciones Administrativas, catastrales, de bancos, AFIP, del Registro de la Propiedad, municipalidades, Migraciones, Senasa, facturas comerciales, declaraciones testimoniales y pericias.

Tras leerse el informe de Reincidencia, en el que David aparece sin antecedentes penales, Fazzini solicitó al tribunal que previo a los alegatos se realizara un reconocimiento judicial del gimnasio "La Caleta", el "nudo central" del juicio como se encargó de decir el defensor, en alusión a la construcción sobre la que se sospecha el origen del dinero invertido.

Los camarista denegaron el pedido aduciendo que del resultado de las pericias realizadas en torno a esa construcción, no era necesaria una nueva prueba.

Llegado el momento de los alegatos, el fiscal Amado recapituló el período en cuestión por el que se lo investiga a David (del 20 de abril de 1998 a diciembre de 2003), cuando se desempeñaba como "funcionario público" de la Provincia.

Remarcó en que el "enriquecimiento ilícito" es un delito "especial", porque el funcionario público debe dar explicaciones sobre el crecimiento patrimonial, algo que, remarcó, David "no pudo justificar".

"¿Cómo demostrarlo? A través de las pericias contables", planteó Amado.

En este punto, el fiscal descalificó a los testigos y peritos aportados por el ex director de Deportes durante al administración gubernativa de Rubén Marín, y del mismo modo lo hizo con el tío de David, Angel Hernández. "No queda demostrado que haya aportado los fondos, sobre todo para "La Caleta", afirmó.

"El crecimiento patrimonial considerable no es justificado", agregó, y dio argumentos basados en los análisis realizados sobre el Impuesto a las Ganancias, de los que se desprende que el imputado vio incrementar su patrimonio en 426.587,28 pesos.

"Es culpable", dijo el fiscal, con relación al delito de enriquecimiento ilícito.

En cuanto a la omisión y falseamiento malicioso de las declaraciones juradas, Amado dijo que estaba demostrado al cotejarse las DDJJ y los ingresos de David que "omitió datos para ocultar el real capital y las inversiones realizadas".

El fiscal pidió una condena de cuatro años de prisión, inhabilitación absoluta y perpetua a ocupar cargos públicos y una multa por el 100 por ciento del monto acreditado de enriquecimiento (426.587,28 pesos) más intereses.

"Son delitos graves, porque son funcionarios públicos que se enriquecen a costa de los ciudadanos. La corrupción debe ser castigada con mayor rigor que los delitos cometidos por el ciudadano común", enfatizó Jorge Amado.

Defensa.

A su turno, el defensor Fazzini analizó los antecedentes del caso y partió de la denuncia inicial de los diputados del Frepam de que Sergio David había incrementado su patrimonio en 45 mil pesos, sospechándose del direccionamiento de subsidios y aportes de Deportes, causa esta "que no tiene procesados".

Dijo que la Asesoría Letrada de la Fiscalía de Investigaciones Administrativas no había encontrado irregularidades en las DDJJ, que el expediente penal pasó del Juzgado de Instrucción a la FIA durante dos años y que los elementos probatorios aportados por David dejan "probado su patrimonio" en base a sus ingresos, al de su esposa y los aportes que permanentemente le hacía su tío Angel Hernández, como obra en las pruebas bancariazadas.

Refutó a los peritos contables y tasadores que no tomaron en cuenta la inflación en dólares a la hora de valuar las propiedades del ex director de Deportes, dijo que Santa Rosa "es unan ciudad cara", que el terreno donde se levantó "La Caleta" fue comprado en noviembre de 2003 por 102 mil pesos, con dinero aportado por Viviana Manfredotti y Hernández, que la vivienda particular de su defendido era una donación de sus padres, que las mejoras realizadas allí también las pagó el tío, como lo hizo además con el gimnasio y así figura en las 118 boletas de materiales aportadas al expediente.

Fazzini coincidió con el fiscal en la lucha contra la corrupción, pero aclaró que David era "solamente" un director que estaba habilitado a gastar con su firma hasta 250 pesos y que a partir de ese monto la autorización correspondían al subsecretario y al ministro.

Aludiendo a los testigos que ofreció la defensa, el abogado remarcó: "Tanta gente no se pudo poner de acuerdo para salvar a David" y también rechazó que haya habido falsedad alguna en las declaraciones juradas.

"¿Es mago, David? ¿De dónde sacó los 426.587,28 pesos?", preguntó Fazzini y antes de pedir la absolución de su defendido, acotó que en los últimos seis años "ningún organismo reclamó ese dinero".

David.

"Me siento totalmente inocente, no tengo responsabilidad y mi capital es mi familia y mi trabajo", sostuvo el imputado al concedérsele la palabra al término de los alegatos.

Reconoció que todo funcionario público está bajo sospecha, pero afirmó que "la sociedad no compra papelitos de colores".

Dijo que vive en Santa Rosa, que nunca tuvo "un episodio adverso" y que la "condena ejemplificadora" que pide la sociedad no corresponde en su caso.

Dos horas después de iniciada, los camaristas cerraron la jornada anunciando que el próximo miércoles, a las 12, darán a conocer la sentencia tras sopesar el cúmulo de declaraciones y pruebas enfrentadas que conforman el voluminoso expediente.

Comentá la nota