Un fiscal se fue para hacer política.

Después de 23 años al frente de la Fiscalía Federal General de Bahía Blanca, Hugo Cañón renunció a su cargo para saltar al mundillo de la política: se sumará a la mesa nacional de Agrupación Encuentro por la Democracia y la Equidad –que conduce Martín Sabbatella– para trabajar en la estrategia que encarara ese espacio de frente a las próximas elecciones legislativas.
El ex fiscal, presidente de la comisión provincial por la memoria, presentó su renuncia tras considerar "que ya había cumplido un ciclo y que es hora de pasar a aportar desde otro espacio", según le explicó a Crítica de la Argentina. Desde su fiscalía, Cañón rechazó la ley de Obediencia Debida "por inconstitucional" e hizo lo propio con los "indultos". Antes de firmar la renuncia, el ex fiscal dejó planteada la elevación a juicio de las dos causas más importantes –ambas relacionadas a la violación de los derechos humanos durante la última dictadura militar– que llevaba su fiscalía. Una es una causa que involucra a la Marina y la otra al Ejército, e involucra a un general, dos coroneles y cuatro tenientes. Por otra parte lamentó que el kirchnerismo se haya "recostado en el PJ". "Es un retroceso, es algo muy negativo incorporar a personajes como Aldo Rico", disparó.

Comentá la nota