El fiscal Nisman pidió la remoción y detención de los magistrados misioneros

El fiscal general y titular de la Unidad Fiscal para la investigación del atentado a la sede de la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), Alberto Nisman, pidió ayer al juez federal Norberto Oyarbide la remoción de los jueces misioneros, Horacio Gallardo y José Luis Rey, "a los fines de proceder a su detención", sostuvo el fiscal en el escrito presentado ante el juez.
En los fundamentos, Nisman aseguró que "a partir de las claras y unívocas conductas que evidenciaron los aludidos jueces una vez que las maniobras ilícitas salieron a la luz, y ante la expectativa de pena que enfrentan, de continuar en libertad proseguirán entorpeciendo el avance de la presente investigación tal como lo han venido haciendo hasta el presente". El escrito también remarca que esa "circunstancia, a la que ahora se agrega su incomparecencia, no hace más que demostrar la imperiosa necesidad de la medida que solicito". Gallardo y Rey no se presentaron ayer a declarar ante Oyarbide, motivo por el cual Nisman solicitó que "se inicie el proceso de remoción de los referidos magistrados el que, a esta altura y con las probanzas ya reunidas, deviene ineludible e impostergable a los fines de proceder a su detención", indicó el fiscal en sus fundamentos.

Comentá la nota