Un fiscal federal investiga a Verna por enriquecimiento

El candidato a senador por el PJ, Carlos Verna, está siendo investigado por el fiscal federal Gerardo Pollicita en una causa por presunto enriquecimiento ilícito junto a otros ex senadores de la década del 90 y en la que se apunta directamente por peculado contra el ex vicepresidente Carlos Ruckauf.
El caso se conoció en los medios nacionales en diciembre pasado, aunque no había trascendido en la prensa local ya que el nombre del pampeano había quedado opacado dentro de la noticia central. Ahora la noticia cobra trascendencia ante la inminencia de una resolución judicial y la puesta en marcha de la campaña proselitista que lleva a Verna como candidato para un nuevo período en el Congreso. En la "causa madre", actualmente se espera que el juez federal Norberto Oyarbide llame a indagatoria como imputado del delito de apropiación de fondos reservados del Senado a Ruckauf, ex vicepresidente del gobierno de Carlos Menem.

A fines de diciembre de 2008, Pollicita solicitó a Oyarbide que indague a Ruckauf por la sustracción de 2.605.579,88 pesos pertenecientes a la Cámara Alta entre agosto de 1995 y noviembre de 1999, cuando era presidente del Senado. Durante ese período, se habrían retirado hasta sumas mensuales que iban de 50.000 a 150.000 pesos.

Denuncia.

La denuncia que posibilitó la apertura de la investigación la formuló el abogado Ricardo Monner Sans, pero luego el sumario se desdobló y avanzó la parte de la pesquisa que involucraba a la secretaria administrativa del Senado, Matilde del Valle Guerrero, por el retiro, en septiembre de 1998, de 50.000 pesos en concepto de "erogaciones reservadas".

Luego, un desprendimiento de la "causa madre" implicó a los ex senadores Carlos Verna, Jorge Massot (Santa Fe-PJ), Emilio Cantarero (Salta-PJ), Osvaldo Sala (Chubut-PJ) y Máximo Tell (Jujuy-PJ) "ante la posibilidad -según el dictamen de Pollicita de diciembre de 2008- de que los nombrados se hubieran enriquecido ilícitamente como consecuencia del irregular manejo de los fondos reservados" de la Cámara Alta.

En ese momento, Verna era presidente de la Comisión de Hacienda del Senado. Según fuentes de la Cámara Alta, para retirar esos fondos se necesitaría su firma para autorizar el movimiento de dineros. LA ARENA intentó comunicarse ayer con Pollicita, un funcionario judicial que no es afecto a hablar con la prensa, y desde su fiscalía se informó que la causa estaba en trámite.

Verna fue mencionado en su momento por la prensa en relación a la causa abierta por el supuesto pago de sobornos pagados durante la presidencia de Fernando de la Rúa en el año 2000 para aprobar la Ley Laboral. Pero nunca estuvo investigado ni fue mencionado en la causa, aunque sí un colaborador suyo.

Operatoria.

Según la presentación del fiscal de diciembre, entre, Ruckauf y Guerrero habrían montado "un dispositivo de sustracción de dinero casi institucionalizado, para el cual utilizaron la infraestructura y los funcionarios estatales con la intención de darle una fachada de legalidad, pero que se trataba en realidad de un sistema de apropiación de fondos públicos".

El fiscal sostuvo que durante la gestión de Ruckauf al frente del Senado Nacional "se verificaron serias irregularidades que permitieron la sustracción de una parte importante de esas partidas".

La operatoria era la siguiente: mediante órdenes por teléfono, la Tesorería del Senado de la Nación recibía indicaciones para preparar el dinero a entregarle a Guerrero en concepto de erogaciones reservadas. La secretaria de Ruckauf firmaba un recibo que (salvo en una ocasión) era reemplazado por otro suscripto por el presidente del Senado.

El fiscal explicó que desde 1984 hasta 2000, cuando fueron suprimidas por el entonces vicepresidente Carlos Alvarez, el Senado de la Nación dispuso de erogaciones reservadas que destinó a los bloques parlamentarios "para asegurar el normal desarrollo de sus funciones" y una "retribución adicional extraordinaria" para cubrir la falta del sueldo anual complementario.

Pero, a partir de 1995 y mientras Ruckauf ejerció la presidencia del Senado "se implementó un mecanismo irregular a través del cual el nombrado se apropió de una parte importante del dinero en cuestión".

Resoluciones.

El fiscal Pollicita justamente detectó registros por 58 extracciones de dinero a solicitud de Ruckauf, según las pruebas reunidas en la causa. La documentación fue remitida a la Justicia por la Dirección General de Asuntos Jurídicos de la Cámara alta. El mayor retiro fue el 9 de junio de 1999, año electoral, por 60 mil pesos, según consta en el recibo 14.774, incorporado como prueba a la causa judicial.

Actualmente, Ruckauf está a la espera de la decisión de Oyarbide al pedido del fiscal. En una declaración al diario Clarín a poco de conocerse la noticia en diciembre pasado, el ex vicepresidente dijo que "voy a ir a la citación", dando por hecho que el juez aceptaría el pedido fiscal.

El pedido de indagatoria y procesamiento deben ser resueltos por el juez Oyarbide y se esperaba que Ruckauf fuera citado después de la feria judicial de enero, pero aún no hubo novedades. En tribunales se espera que de un momento a otro se tomen resoluciones con relación a ese expediente.

Comentá la nota