El fiscal de Encarnación ya tiene cuatro testimonios

Luis Solé Masés padre e hijo, Ezequiel Molina y Orlando Krieger se presentaron espontáneamente en la Fiscalía 9 de la ciudad paraguaya que tiene a su cargo la investigación del trágico cruce del río Paraná, competencia que dejó hasta el momento seis muertos, dos desaparecidos y un nadador internado en grave estado.Mientras tanto, sigue la búsqueda en el río para encontrar a los dos desaparecidos Becigalupi y Leiva.

Fuentes judiciales dijeron que los testigos coincidieron en señalar que ese día fueron lanzados por los organizadores de la carrera hacia una trampa mortal. Además, llevaron los formularios de inscripción a la competencia, invitaciones para participar y otros documentos que ya fueron incorporados al expediente.

El fiscal Héctor Garay dijo que los testigos se presentaron en forma espontánea al filo del mediodía y probablemente este martes lo hagan otras personas que participaron del tradicional cruce del río.

Garay dijo que al finalizar la feria judicial, a fin de mes, el caso quedará a cargo de una Junta de Fiscales.

"Se designa a tres fiscales para que trabajen en forma conjunta en la investigación de casos complejos como éste", dijo a

Por otra parte, este lunes la Marina del vecino país le comunicó a Garay que desafectó de la búsqueda de los desaparecidos a las personas que brindaban seguridad a los nadadores el día de la competencia. "La idea es que puedan declarar ni bien nosotros lo creamos conveniente", dijo el fiscal.

La tragedia se produjo el sábado 16 de enero, cuando unos 20 nadadores y piragueros que participaban de la edición 80 del cruce del río Paraná, fueron arrastrados por la corriente bajo cinco barcazas que estaban ancladas en aguas jurisdiccionales paraguayas. Como consecuencia de ello, fallecieron seis personas, otras dos siguen desaparecidas y una novena internada en el sector de terapia intensiva del Hospital Central "Doctor Ramón Madariaga" en delicado estado.

Comentá la nota