El fiscal de la causa aseguró que apelará la absolución de Callejeros

Para Jorge López Lecube, el manager y los integrantes de la banda "tenían el mismo nivel de responsabilidad"; las partes tienen ahora diez días para analizar el fallo y solicitar la revisión a la Cámara de Casación
El fiscal del juicio por la tragedia de Cromañón Jorge López Lecube adelantó esta mañana que apelará el fallo que condenó a Omar Chabán a 20 años de prisión y absolvió a los integrantes del grupo Callejeros.

"Lo que se sostiene en el fallo es que el dominio del hecho era distinto respecto de Argañaraz que junto con Chaban tenían la posibilidad de suspender el recital, no así los integrantes de la banda", explicó López Lecube. Para el fiscal, los músicos y el gerenciador del boliche "tenían el mismo nivel de responsabilidad" ya que "habían reconocido que habia una suerte horizontalidad y que las decisiones se tomaban en conjunto".

"En el momento de mi alegato entendí y entiendo que tenían el mismo nivel de responsabilidad, tanto el manager como los restantes integrantes de la banda por la manera que adoptaron la decisiones, porque entendí que todos ellos eran coorganizadores, junto con Chabán de este recital, y que les cabía el mismo grado de responsabilidad", aseguró el fiscal en declaraciones radiales.

El fiscal no quiso dar afirmaciones acerca del plazo que puede llevar un fallo firme del caso. "Ahora las partes tenemos diez dias para analizar los fundamentos de la sentencia y llevarlo a Casación. No podemos estimar los tiempos, esperamos que sea lo antes posible", manifestó.

Ayer, Chaban fue condenado por dos penas: incendio doloso y cohecho. Respecto al incendio doloso como figura penal, el fiscal explicó: "Al causar un incendio, la pena se vincula con el resultado, en este caso la muerte de 194 personas. Para la Justicia, ellos participaron, al permitir exceso de concurrentes, el uso de candelas, por las condiciones en que se encontraba el techo y la clausura del portón alternativo".

"El cohecho se probo por testimonios un testigo que vio la entrega de por lo menos cien pesos, lo que vulgarmente se denomina un pase de manos, y hay ciertas constancias que aparecen escritas de una suma de dinero de 600 pesos vinculado a un comisario, que es el que resulto condenado".

El fiscal aclaró que las condenas de los funcionarios públicos no están en suspenso y que deberán ser de cumplimiento efectivo. "No se consideró que estén dadas las condiciones para que la pena sea en suspenso. La pena de los funcionarios públicos tienen que ser de cumplimiento efectivo, y esto es algo poco común", concluyó.

Comentá la nota