La FISA abrió ayer las puertas de su décima edición

Como en ediciones anteriores, la feria multisectorial volverá a mostrar todo el potencial productivo del sur argentino. Su objetivo seguirá siendo el de vincular comercialmente a los distintos integrantes del Corredor Norpatagónico: Buenos Aires, La Pampa, Río Negro, Neuquén y Mendoza, aprovechando la oportunidad para hacer conocer aspectos de su historia, cultura, y bellezas naturales. La FISA tiene por objetivo la búsqueda de proyección nacional e internacional para toda la región, posibilitando al sector público y privado la construcción de un ámbito apropiado para mostrar sus potencialidades.
Elegida como la plataforma para concentrar la atención de una gran región del sur argentino, el lanzamiento en el día de ayer de una nueva edición de la Feria de la Producción, el Trabajo, el Comercio y los Servicios del Sur Argentino (FISA 2009) constituye un elogiable testimonio de empresarios, emprendedores y organizadores en la búsqueda de un compromiso de grandeza, y en momentos en que muchos prefieren postergar decisiones y evitar riesgos.

La consolidación de esta herramienta, pensada como un foro de discusión y consenso de políticas públicas y privadas y como una palanca para el desarrollo de la región volverá a tener su expresión con el desarrollo de numerosas acciones distribuidas a lo largo de la feria.

"Agradezco y saludo a todos los responsables de que esta feria sea nuevamente una realidad para el bien de esta ciudad y la región que buscan superar una etapa con el trabajo conjunto y la búsqueda de un destino común", señaló ayer el intendente comunal, doctor Cristian Breitenstein, al dejar oficialmente inaugurada la FISA.

Los discursos oficiales se sucedieron pasado el mediodía en una jornada con soleados y alta temperatura y con la participación de autoridades militares, judiciales, representantes de fuerzas de seguridad, esclesiásticas y civiles pertenecientes a diversas ramas de la actividad y el quehacer cotidiano, y numerosos intendentes de la región.

Entre los presentes se encontraban el ministro de Agricultura provincial, Emilio Monzó; el subsecretario de Empleo provincial, doctor Pedro Cedrés, el vicepresidente del Banco de la Provincia de Buenos Aires, licenciado Gustavo Marangoni; el director de la entidad, doctor Dámaso Larraburu; los legisladores provinciales por la Sexta Sección Electoral, Marcelo Feliú, Elsa Strizzi y Marcelo Di Pascuale; el presidente del Honorable Concejo Deliberante, Juan Pedro Tunessi, concejales de distinta pertenencia partidaria, empresarios de Bahía Blanca y la región y autoridades de FISA.

En la apertura, el padre Horacio Fuhr bendijo las instalaciones e instó a los presentes a recrear las condiciones que fomenten el trabajo y la mejora de la calidad de vida.

El acto contó con el acompañamiento de la banda de música perteneciente a la Base Naval de Puerto Belgrano, que ejecutó el Himno Nacional Argentino y el Himno a Bahía Blanca, además de diversas marchas militares.

Alberto Martínez Gambino, presidente del comité organizador de FISA, agradeció el esfuerzo de los expositores por su participación en una etapa crítica de la actividad económica y llamó a no abandonar el objetivo de convertir a la feria regional en instrumento para el desarrollo del corredor Norpatagónico y un vínculo entre el sudoeste bonaerense y las provincias vecinas.

Martínez Gambino agradeció el apoyo brindado por el esponsor oficial de la feria, la Asociación Industrial Química de Bahía Blanca, y los auspiciantes y organismos oficiales y privados.

Seguidamente, Gustavo Marangoni, vicepresidente del Banco de la Provincia de Buenos Aires, se congratuló por la decisión de los expositores de volver a la feria y manifestó su admiración por otra demostración --dijo--, del "ejemplo de lo que pueden hacer juntos los sectores público y privado".

A continuación, el gerente de la Corporación del Comercio, la Industria y los Servicios (CCIyS), Jorge Bonacorsi, realizó una entrega simbólica de libros a la Escuela Nº 70 y se dirigió a los presentes para manifestar su agradecimiento en nombre de la entidad por el esfuerzo puesto de manifiesto por expositores y organizadores.

"Venir a la FISA en el marco de la crisis de esta región, castigada y a veces abandonada, demuestra que lo que no hay aquí es una crisis espiritual, y que es posible sobreponerse", señaló.

Finalmente, el cierre correspondió al intendente municipal, doctor Cristian Breitenstein, quien luego de agradecer la presencia de las autoridades provinciales también felicitó a los organizadores de la FISA.

"La Feria es hoy una de las mejores cartas de presentación de la ciudad y la región del sudoeste bonaerense. Una conjunción de esfuerzos que sintetiza la identidad de nuestros pueblos", manifestó el jefe comunal.

Agregó que más expositores, más metros cubiertos y mejores propuestas impondrán a los visitantes sobre la capacidad de generar nuevos proyectos en una situación coyuntural difícil.

Las autoridades procedieron luego al tradicional corte de cintas, para dar por inaugurada la muestra.

Comentá la nota