Firme reclamo empresario por el INDEC, retenciones y precios

AEA, que reúne a los empresarios más importantes, dio a conocer un documento donde plantea qué debería hacerse respecto a doce puntos clave de la economía. Es su propuesta para el diálogo abierto luego de las elecciones de junio.
La Asociación Empresaria Argentina (AEA), que reúne a los empresarios de más peso en el país, definió una agenda de 12 puntos necesarios para "movilizar las energías del sector privado". "Es lo que hace falta para que crezcan las compañías, el empleo, el país", aseguran. En un duro documento, plantean la necesidad de diálogo, pero también piden rebaja de las retenciones, reforma del INDEC, libertad de precios y reglas de juego claras y permanentes, además de la preservación de los recursos de la ANSeS.

El planteo fue hecho a través de un documento titulado precisamente "Movilizar las energías del sector privado". El trabajo, señaló AEA, "tiene por propósito efectuar un aporte al diálogo entre todos los argentinos". Y "es el resultado de la reflexión de los empresarios integrantes de AEA", precisaron.

"AEA venía trabajando estos temas hace tiempo -señaló el Director Ejecutivo de la entidad, Jaime Campos-. Algunos, incluso, ya habían sido incluidos en otros documentos. Pero como le han planteado a la Asociación cuál era su punto de vista sobre los temas imprescindibles para generar el desarrollo, se planteó la necesidad de resumirlos en un texto".

"A partir de las recientes elecciones legislativas se abre una nueva etapa en la vida de nuestro país. En ésta será fundamental el diálogo y la formación de consensos que promuevan el desarrollo, con el objetivo último de mejorar la calidad de vida de todos los argentinos", arranca el documento.

Si bien la dirigencia empresaria en general ha mantenido una actitud cautelosa durante la mayor parte de la gestión de los Kirchner, en los últimos meses se empezaron a escuchar voces que marcaban llamados de atención. Un punto de inflexión fue la estatización en Venezuela de dos empresas del grupo Techint, en mayo pasado. En ese momento, AEA lideró el movimiento (al que se sumaron UIA, la banca, la construcción y el comercio) en defensa del rol del sector privado, tanto en el exterior como en el país.

Ahora, la AEA plantea una agenda que consideran imprescindibles para esa "movilización del sector privado": "diálogo entre la dirigencia política y la empresarial, fortalecimiento de las instituciones, previsibilidad y reglas de juego que respeten la actividad privada, reconocer el sentido de la rentabilidad, libertad de precios en un marco competitivo, preservar y crear empleos formales, una presión impositiva razonable y equitativa, ahorro nacional canalizado por el sistema financiero y el mercado de capitales al financiamiento de las empresas, impulsar las exportaciones, marcos regulatorios que promuevan inversiones en energía e infraestructura, estabilidad macroeconómica y estadísticas confiables, educación de calidad" (ver pág. 4). Esos puntos, claro, son una agenda habitual en boca de los empresarios, pero marcan -en un lenguaje cuidadoso- temas sensibles para el Gobierno, léase el INDEC o el control de precios de Guillermo Moreno, las tarifas o las retenciones, pasando por el manejo de los recursos previsionales.

"En el ámbito económico creemos que, una vez superada la crisis financiera internacional, el mundo nos dará una nueva oportunidad. Para aprovecharla plenamente, debemos movilizar al máximo las energías del sector privado -destacó AEA en el documento-. Las empresas privadas de la Argentina (...) han demostrado que cuentan con un enorme dinamismo, y una inagotable energía y creatividad para superar los innumerables desafíos que se han presentado a lo largo de nuestra historia económica reciente. Esta es la reserva fundamental con que cuenta nuestro país, y que debemos movilizar para establecer el sendero de desarrollo económico y social".

Comentá la nota