Firmaron un convenio que beneficiará a 120 productores del oeste capitalino

Es para la creación de una planta elaboradora de alimentos que pomoverá la agricultura urbana. Rescatan que exista un trabajo conjunto en temas sociales.
Neuquén > El intendente Martín Farizano firmó un convenio de articulación programática entre la Municipalidad y la Fundación Cristiana Neuquén Oeste, a través del cual le permitirá al área de Agricultura Urbana utilizar las instalaciones de la entidad social para capacitar y elaborar conservas alimenticias.

El acuerdo permitirá que 120 productores trabajen en las instalaciones de la Fundación Cristiana, beneficiándolos y brindándoles un espacio para su desarrollo. Además, se busca que en el mismo espacio se implemente una planta de elaboración de productos alimenticios.

Luego de la firma, Farizano expresó su satisfacción porque desde la comuna se está trabajando "en una mayor integración de los productores, generando un espacio donde puedan comercializar sus productos e ingresar así a un espacio de actividad económica".

También recordó que "este es el resultado de las huertas comunitarias, que nacieron en un tiempo de crisis económica y que al tener un gran desarrollo ameritaba darle una continuidad", dijo, a lo que agregó: "Comenzamos a trabajar para transformar a esas unidades productivas de complemento alimenticio en un espacio donde las familias puedan generar un ingreso monetario".

"La rúbrica de este acuerdo es parte de la gestión que venimos realizando, vinculada a la integración y equidad entre los sectores. Buscamos mejorar la calidad de vida de todos los vecinos", agregó.

El proyecto

El edificio para los productores cuenta con dos aulas, dos oficinas administrativas, un depósito y una cocina. Además, está previsto implementar una Planta de Capacitación y Elaboración de Alimentos y de productos de agroecología, donde se contará con el apoyo del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI), sumándose al que brinda actualmente el INTA.

El subsecretario de Desarrollo Social, Hernán Ingelmo, a cargo de este proyecto, contó que desde hace dos meses se trabaja con el INTI, que es el que brinda todos los martes asistencia técnica y capacitación teórico práctica a los integrantes de Agricultura Urbana acerca de la puesta en marcha de la planta.

Entre los contenidos del Plan de Capacitación de Emprendedores propuesto por el INTI, se brindan herramientas para la gestión de micro emprendimientos, trabajo en equipo, manipulación segura de alimentos, envases y embalajes, elaboración de dulces, mermeladas, conservas y licores artesanales.

También está vigente un convenio con el INTA-ProHuerta, que permite un continuo seguimiento de técnicos de ese organismo nacional, preparando talleres para los vecinos, entregando semillas y mejorando la crianza de pollos, patos y conejos, que son suministrados por la entidad y entregados a través de Agricultura Urbana a quienes viven en barrios donde se permite la crianza familiar de estos animales (Valentina Rural y Nueva Esperanza).

En tanto, el titular de la Fundación Cristiana, Marcelo Paladino, dijo que "la relación entre la ONG y el Municipio es muy buena, porque seguimos trabajando en conjunto en el área social para beneficiar a los vecinos".

Comentá la nota