Firman convenio para regularizar las tomas.

El municipio capitalino acordó con Nación la presentación de proyectos.

Las iniciativas de infraestructura para los asentamientos irregulares serán financiados por el gobierno nacional.

Neuquén> El intendente de esta ciudad, Martín Farizano, firmó ayer un convenio de cooperación con el presidente de la Comisión Nacional de Tierras para el Hábitat Social, Rubén Pascolini, a través del cual la comuna capitalina accederá a herramientas, ayuda y cooperación para acelerar los procesos de regularización de asentamientos.

“Es fundamental y vital producir una transformación de estos asentamientos, crear y generar los servicios. Estamos en la etapa en la que en muchos barrios podemos empezar a construir los servicios”, expresó el jefe comunal al tiempo que recordó que durante el 2008 se entregaron 600 tenencias precarias a los habitantes de muchas tomas de la capital.

A través de este convenio marco la ciudad contará con la ayuda del gobierno nacional para la regularización urbana, social y dominial de tierras fiscales, asentamientos y también de los conflictos generados en tierras de dominio privado.

Una de las novedades de este convenio es que en el trabajo se incluirá a la gente que habita en el lugar a través de cooperativas de trabajo. “La institucionalización de este acuerdo implica la institucionalización de la comunicación de los estados en un trabajo en conjunto con la comunidad que son los protagonistas de la resolución de los problemas que tienen”, dijo Pascolini.

Buscar soluciones

El acuerdo permitirá a la comuna presentar los proyectos de infraestructura para los distintos asentamientos irregulares para que sean financiados por el gobierno nacional, entre los que se prevé empezar con la toma ubicada en el barrio Islas Malvinas.

“Para nosotros la forma de lograr la paz y la armonía es básicamente resolviendo los problemas de inequidad, en la medida que vayamos resolviendo algunos de estos problemas, seguramente vamos a contar con una sociedad más armoniosa, menos conflictiva y más amable”, manifestó Farizano al referirse a la importancia de transformar las tomas en barrios consolidados.

Por una ciudad planificada

El intendente expresó que con este convenio también se prevé pensar en una ciudad planificada. “Creemos que es importante que el Municipio desarrolle cuál va a ser su crecimiento, previendo la existencia de una demanda insatisfecha de viviendas, de forma tal que esa demanda, por lo menos tenga un ámbito geográfico donde poder localizarse”, sostuvo.

Sobre el financiamiento para instalar los servicios en los barrios, aclaró que captar los recursos, además de los asignados desde el Municipio, “es fundamental conseguir el financiamiento adicional porque los recursos que se necesitan para ordenar la gran cantidad de asentamientos irregulares que tenemos, que superan los ochenta, exceden la capacidad que normalmente tiene el Municipio para hacerla”, concluyó Farizano.

Objetivos

El convenio tiene por finalidad promover la regularización urbana, social y de dominio de tierras fiscales, nacionales, provinciales y municipales. Dotar de los servicios básicos a los planes de regularización a través de la organización de cooperativas, el desarrollo de programas que aseguren un hábitat digno en áreas urbanas y rurales, facilitar la infraestructura complementaria,

y fomentar el desarrollo de emprendimientos para la autoconstrucción de viviendas.

Comentá la nota