Firman el convenio para crear un Fondo de Contención Social

Las empresas nucleadas en AFARTE aportarán al fondo para ayudar a los contratados despedidos en 2008 en las empresas electrónicas de la provincia. A cambio, el Gobierno Nacional se comprometió a enviar dos proyectos de ley al Congreso para restringir las importaciones y ampliar las ventajas impositivas del sector. El acuerdo con el Ministerio de Trabajo de Nación se firmará hoy por la mañana en Olivos.
El acuerdo esperado por cientos de trabajadores de la industria fueguina se firmará hoy en Olivos. Las empresas electrónicas y de electrodomésticos de Tierra del Fuego, nucleadas en AFARTE (Asociación de Fábricas Argentinas Terminales de Electrónica) aportarán a un Fondo de Contención Social que será administrado por la Secretaría de Trabajo de la Gobernación.

A cambio, el Gobierno Nacional se comprometió a enviar dos proyectos de ley al Congreso para restringir las importaciones y ampliar las ventajas impositivas del sector.

El Fondo de Contención Social financiará el salario de los trabajadores contratados que se quedaron sin trabajo en principio por cuatro meses. Al mismo tiempo AFARTE acordó con la UOM que las empresas que se vean obligadas a suspender a los trabajadores garantizarán el pago del 75% del sueldo.

Alejandro Mayoral, presidente de AFARTE, precisó que hasta ahora no se han producido suspensiones, pero ante la eventualidad que se haga necesario, las empresas responderán con esa garantía del 75%. A su vez, en declaraciones radiales, el ministro de Trabajo de la provincia, Marcelo Echazú, señaló que el Fondo de Contención atenderá la situación de 1.600 trabajadores a quienes no se les renovaron sus contratos, que percibirían $1200 mensuales.

Con estos acuerdos empresarios y sindicalistas estiman que lograron canalizar la tensión social que se originó a partir de febrero por los anuncios de suspender a los 2.500 trabajadores del sector y la falta de trabajo para los contratados debido a la caída de la demanda y la gran cantidad de stock que tienen, tanto fabricantes como los comercios.

Aún así, el plato fuerte del acuerdo se complementaría con el envío por parte del Gobierno Nacional de dos proyectos de ley que apuntan «a impedir el ingreso irrestricto de determinados productos importados, una mejora impositiva para los que se producen en Tierra del Fuego y la autorización para montar nuevos procesos productivos», de manera de «equiparar el sistema con el que rige en Manaos, Brasil». Así, agregó Echazú, se eliminarían las asimetrías que impide al sector competir con Brasil.

Comentá la nota