La firma Guilford aduce problemas financieros en Comodoro Rivadavia y quita beneficios.

A poco de poner en marcha una nueva unidad productiva en Mercedes, surgen inconvenientes con trabajadores en el sur. Aquí además se teme por el impacto ambiental. Trasladarían maquinarias desde Comodoro Rivadavia.
La empresa Guilford comenzará en breve a producir en la ciudad de Mercedes en el predio de la ex DuPont. Y mientras en esta ciudad hay preocupación por el impacto ambiental que este trabajo tendrá, sobre todo en el cauce del río Luján, donde su antecesora arrojaba todo tipo de peligrosos contaminantes derivados de la industria textil, en Comodoro Rivadavia, donde la empresa tiene su sede, sus empleados reclaman que vuelvan a poner el servicio de transporte de personal y además desde el gremio que los nuclea, la Asociación Obrera Textil, exigen que la Guilford “demuestre con documentación” los problemas financieros que aduce.

Por otro lado, conscientes de que en la ciudad de Mercedes Guilford instalará una nueva planta fabril, apuntan que podría traer maquinarias de Comodoro Rivadavia hacia la provincia de Buenos Aires. En Comodoro son cerca de 400 los trabajadores que dependen de la industria textil y esperan conocer sobre su futuro en este contexto, cuestión que intentó dilucidar “Diario Patagónico” a través del contacto con los directivos de la firma, pero este no fue posible. La alerta en el sur tiene que ver con que a fines de 2008 se adelantaron las vacaciones y se redujo la producción.

Lo que se piensa es que en este 2009 la radicación de la firma Guilford sea completa en la ciudad, en el predio de avenida 40 y 35, donde ya se están realizando tareas. La preocupación por la cuestión ambiental no sólo se fundamenta en que nunca se han realizado procesos limpios en ese predio (del que de hecho por la contaminación desistió de usarlo la Universidad de Luján), sino en que de acuerdo a testimonios recogidos de los propios pobladores de Comodoro Rivadavia. En la planta de tintorería de la mencionada firma sería común apreciar lo que llaman una “sopa” llena de productos químicos, que luego irían directamente a la cloaca y de allí saldrían sin ningún tratamiento al Mar Argentino. Además, quienes conocen la zona destacan que por los alambrados de atrás se podrían ver “decenas de tambores de productos químicos de nombres escalofriantes”. Otro gran problema estaría dado para la gente que trabaja allí, que estaría soportando olores internos y condiciones de insalubridad. En tanto, en su otra planta del centro de la ciudad de Comodoro Rivadavia, la hilandería, se tirarían los productos desde chimeneas directamente al aire.

En la ciudad de Mercedes la contaminación del medio ambiente y la degradación de los recursos son una constante para la producción y están permitidos en muchas formas, dado que no hay control de los efluentes industriales ni se cumple con las ordenanzas respectivas a la protección ambiental, lo que facilita el accionar de las industrias que contaminan.

Guilford se dedica desde el año 1957 al desarrollo y producción de tejidos con o sin Lycra –producto de DuPont– y ya se instaló en el predio que esa firma poseía en avenida 40. Las “grandes esperanzas de que se creen nuevas fuentes laborales para los mercedinos” fueron resaltadas en noviembre pasado cuando el presidente de la firma visitó la ciudad y el intendente de Mercedes prometió brindarle “todo el apoyo necesario para ultimar los detalles de la radicación de la firma en la ciudad”.

http://www.noticiasmercedinas.com/

Comentá la nota