Fiorini es el único que podría salir a la calle

Gestiones. Los abogados están realizando los trámites para lograr la libertad.
Ninguno de los represores santiagueños que fueron excarcelados, el 18 de diciembre, por el Tribunal Oral Federal (TOF), integrado por los magistrados, Carlos Jiménez Montilla, Gabriel Casas y Luis Lugones, recuperó efectivamente la libertad.

Pese a que Leopoldo Sánchez, Francisco Laitán y Roberto Díaz habían comenzado sus trámites para recuperar la libertad deberán seguir detenidos, a causa de los autos de procesamiento dictados por el juez Guillermo Molinari, en el “Grupo Tres”.

El único que tiene posibilidades ciertas de hacer efectiva su excarcelación es Cayetano Fiorini, ex jefe del Batallón de Ingenieros de Combate 141. Al militar retirado se le dictó falta de mérito en las causas del “Grupo Uno y Dos”, y no fue indagado en las causas del Grupo Tres; por lo que si presenta las garantías de $20.000 requeridas por la Justicia quedará libre. No obstante, una vez que sea indagado en las causas del “Grupo Tres y Cuatro”, podría volver a complicarse su situación.

La querella, presentó un pedido para frenar las excarcelaciones, pero fue rechazado por el TOF. “Su Señoría debe preguntarse: ¿Qué aseguraría que Fiorini una vez en libertad no trataría con éxito de fugarse? La respuesta es obvia... nada. No hay fianza o caución que le asegure a Vuestra Excelencia, a las víctimas y a la sociedad toda que Fiorini no se fugue o entorpezca la investigación. Incluso por sus antecedentes y relaciones de poder gestadas durante treinta años de impunidad, podemos esperar con certeza que una vez fugado jamás se lo encontraría”, señala el documento de la querella al que EL LIBERAL tuvo acceso.

“Quien durante tanto tiempo procuró su impunidad -continúa el escrito-, es lógico que una vez libre continúe haciéndolo, para lo cual se valdrá de cualquier medio no siendo extraño que recura a la intimidación a los testigos, ocultamiento de pruebas o rastros que permitan conocer el destino final de cientos de santiagueños, etc.”.

El rechazo al pedido de los querellantes convirtió al coronel retirado en el único de los imputados con posibilidades de quedar libre. No obstante, los abogados del ex militar todavía no presentaron los avales, aun cuando la semana pasada se comunicaron con la Justicia Federal santiagueña para solicitar un permiso especial de salida para Fiorini, quien tiene prisión domiciliaria, que cumple en la provincia de Buenos Aires.

Comentá la nota