A Fiorini “Gato” ahora lo identifican como ¡¡¡senador del PRO!!!

Proveniente del peronismo, entró por la ventana a Cambiemos, tras su despido del Frente Renovador. Instalado como un bloque vacío en el HCD, de luces bajas, sin propuestas cayó en la red que le tendió Joaquín De La Torre, un barón del conurbano con todas sus connotaciones, al cual María Eugenia Vidal debió soplar del massismo para convertirlo en tropa propia, en su desembarco en la inmensidad territorial de la Provincia de Buenos Aires, en la cual el PRO, especialmente General Pueyrredon,  le ha dado mayores dolores de cabeza que satisfacciones.

El imán de Vidal, permite que estos trotamundos de la política, desarrollen su mejor perfil de trepadores y buenos para nada. No obstante, el diputado nacional Guillermo Montenegro, ha sido inducido a tentar suerte en la próxima elección a intendente y baja  con los mejores fierros del poder central del PRO encarnado por Mariu.

Montenegro (a quien en el argot político local ha comenzado a ser conocido como el “Rolfi”), hizo caso omiso al refrán popular que induce a alejarse de las malas influencias, y huérfano de consistente apoyo local, eligió montarse en la estructura de Lucas Fiorini, quien ha cedido su local para continuar con su adelantada campaña, que por sus urgencias ya han lanzado contrarreloj. Montenegro, fue alejado del círculo áulico del presidente Mauricio Macri, tras su resonante derrota como máximo referente del PRO en San Isidro, donde fue ampliamente superado por Gustavo Posse en el 2015, cuando también tuvo aspiraciones de convertirse en intendente.

 Ayer a las 15.32, un cronista veterano recibió la invitación para asistir al acto de Montenegro, hoy a las 19.00, en un local de Córdoba casi Alvarado, que es auspiciado ¡¡¡se enfatizó!!! por el senador del  PRO Lucas Fiorini, claramente un impostor,  quien parece según el convite, se ha travestido ahora en un legislador color amarillo, es un salto a la fama, que siempre supone imprimir mayor velocidad  que la aconsejada, con el riesgo de estrellarse mal.

Comentá la nota