A fines de diciembre entregarían las primeras 40 casas

Cuarenta de las ciento noventa y una viviendas que restan construir, serían entregadas entre el 15 y 20 de diciembre, según los plazos estimados por las autoridades municipales y comunicados a los adjudicatarios.
Los propietarios de las 191 casas que restan concluir en el barrio Capilla de Loreto vieron en las últimas horas una luz de esperanza, tras cuatro años de aguardar la conclusión de las obras.

Según trascendió, con un poco de buena predisposición desde la Nación, el municipio y la empresa concesionaria, se estaría terminando de cerrar un acuerdo para finalizar los trabajos, que fueron paralizados hace ya un año y medio por falta de pagos y de reconocimiento de mayores costos.

Ahora, el acuerdo es pagar lo que se acordó al momento de la licitación pero sacando detalles como el salpicado final, las cerámicas del baño y las puertas de los placard, tareas que correrían por cuenta de los adjudicatarios.

La reactivación se produjo luego de la visita de funcionarios de la Subsecretaría de Vivienda, que acercaron la propuesta de realizar tres pagos en los tres últimos meses del año, a los precios originales.

Las entregas

Uno de los adjudicatarios que tomó representación en la lucha, Hugo Casas, contó que "en la reunión que tuvimos con el secretario de Obras Públicas, nos dijo que tendremos la vivienda en esta oportunidad y esperemos que ahora se cumpla".

"Con los tres pagos que se realizarían desde Nación y la empresa estaría de acuerdo con aceptar esta forma, así que reanudando los trabajos una primera parte de los barrios se terminaría para el 15 ó 20 de diciembre", explicó.

En este marco, indicó que "pueden ser 80 viviendas para esta fecha, mientras que el resto se entregaría en el 2010. En estos momentos las más avanzadas están en un 90% de obra, porque no llevarían el salpicado por ejemplo. En este marco, 40 casas estarían ya para entregar".

"Por otra parte, el municipio debe sacar de fondos propios para llevar el agua, las cloacas y la energía, así que esperemos que siga en pie lo que estuvimos hablando en otras reuniones con la gente", recordó.

Casas señaló que "en valores, no sé cuánto debería poner cada adjudicatario, pero serían alrededor de $ 1000, así que menos se pagarían de alquiler, con lo que se necesita un esfuerzo también de parte de los beneficiarios".

"A muchos no les importaría si la entregan hasta sin vidrios, porque necesitan mudarse lo antes posible y no seguir pagando altísimos alquileres", agregó.

El adjudicatario recordó que "hace un año y medio que está todo paralizado, no se ve nada, solamente yuyos. Ahora, aunque con un solo empleado trabajando, nos pondríamos contentos".

En cuanto al futuro de la acción de amparo que se había promovido entre el municipio y los adjudicatarios, Casas dijo que "consultaremos con el doctor Fay si sigue el curso o se paraliza, porque no sabemos qué puede pasar".

Comentá la nota